Brooklyn Chase

Ranking 326

A pesar de su nombre artístico, Brooklyn nació en la soleada San Diego y creció con un carácter bastante tímido y reservado, sin hacer deporte, ni actividades extraescolares, y sin pertenecer a ningún tipo de club o colectivo de alumnos. Tenía pocos amigos, hablaba flojito y sacaba buenas notas, hasta que un buen día personificó el mítico de la empollona que se quita las gafas y es una diosa: escapó de su cuarto (estaba castigada) y se fue a una fiesta donde se emborrachó para atreverse a hablar con el chico que le gustaba desde hacía tiempo. Acabó follándoselo esa misma noche, claro. Tenía 15 años y aquel primer polvo abrió las compuertas de una juventud extremadamente promiscua, un proceso de experimentación sexual y autoconocimiento que terminó por llevarla a la senda del porno una década más tarde.

Tras unos años como empleada en servicios de atención al cliente, Brooklyn dejó su trabajo y llamó a las puertas de una agencia de talentos de la industria porno. Allí le explicaron cómo funcionaba todo el tinglado y le hicieron una oferta, pero Brooklyn la rechazó con la idea de pensárselo con más calma. Pocos meses después su situación financiera se tornó en insostenible y decidió probar con la agencia, que le buscó un debut poco exigente y muy lucido en FuckedHard18, a manos del mítico masajista cachondo. La experiencia le agradó y, tras rodar con algunos pequeños estudios más, finalmente las grandes compañías tomaron nota de esa sonrisa serena y esas grandes tetas y la incorporaron a la maquinaria.

Desde entonces se ha mantenido trabajando con regularidad, con cierta presencia en las películas especializadas en tetas grandes, pero lo más sorprendente es el cambio físico que se produjo en su cuerpo más o menos en el verano de 2016. Superada ya la treintena parece que Brooklyn decidió prepararse para su entrada en el nicho de las MILF, así que engordó unos kilos que su sabio cuerpo repartió como mejor supo. El resultado fue una Brooklyn Chase 2.0 equipada para darnos nuevas y refrescantes alegrías.

Leer más

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.