10 escenas imprescindibles del porno lésbico

Esta lista ha sido posiblemente la más difícil de reunir entre todas las que llevamos hasta hoy. El porno lésbico esconde sutilezas y detalles que no son nada fáciles de distinguir y sobre todo de juzgar por el ojo masculino. Eso sí: con la de años que llevamos en esto, algo se nos ha quedado y aunque no sepamos ser infalibles en la recolección, sabemos perfectamente reconocer el buen porno cuando lo vemos.

1. Riley Reid y Shyla Jennings, Sweet for Shyla – Reality Kings (2014)

Shyla Jennings es una dulce alemana de 25 años (aunque no aparenta más de 18) y tras un lustro trabajando en el porno ha demostrado con creces que es uno de los exponentes con más morbo y talento que ha dado el subgénero lésbico. Su reciente encontronazo con la también adorable y juvenil Riley Reid nos dejó a todos salivando.

 

2. Deauxma & Dana DeArmond, Road Queen #14 (2014)

Esta lista no tendría ningún sentido sin un buen ejemplo del porno lésbico comprometido, honesto e intenso que suelen garantizar las producciones de Girlfriends Films. Además hemos seleccionado una muestra reciente y con dos mujeres experimentadas en la generación de placer recíproco: Dana, que a sus 35 años está a punto de cumplir una década en el mundillo; y Deauxma, que debutó en la misma época pero ya tiene 44 primaveras y muchos palos dados.

 

3. Bonnie Rotten y Veronica Avluv, Bonnie Rotten Is Squirtwoman (2014)

Bonnie Rotten es una de las que mejor despliega el arte del squirting, y siempre dice que la primera vez que lo hizo fue con un novio. Pero lo que pocos saben es que fue Veronica Avluv quien le enseñó a dominar ese tipo de maniobra. La carrera de ambas siguió adelante y este año se enfrentaron en una cinta que precisamente se centraba en esa práctica y donde la batalla de chorros entre maestra y alumna fue algo épico.

 

4. Dido Angel (Lola) y Ally, Orgasms.xxx (2012)

Una inesperada explosión de ternura y timidez y quizá una de las más sutiles y erotizantes manifestaciones del ejercicio feminista por excelencia, ese que supone la diferencia entre una buena escena lésbica y una excelente escena lésbica, ese que hasta su nombre es hostil a los hombres y a la falocracia: las tijeritas. Un beso de lo más húmedo.

 

5. Dani Daniels y Sinn Sage, Dani Daniels Dare (2011)

Antes de convertirse en una de las pornstars más populares y queridas, Dani estuvo una temporada dedicándose en exclusiva al porno lésbico y, claro, cogió práctica. Eso es algo que se le nota cada vez que aparece en pantalla, pero si lo hace con una chica y encima esa chica es Sinn Sage, con la que comparte una química extraordinaria, suceden cosas como esta: un cara a cara lésbico apasionado como pocos.

 

6. Belladonna y Dana DeArmond, Belladonna: The Sexual Explorer (2011)

Belladonna es la pornstar perfecta, la que sabe cómo ser dulce y tierna o tragarse el mundo entero sin una sola arcada, pero cuando está en confianza desvela ante el objetivo otra dimensión suya: la de la ninfómana sin prisa, una mujer activa y positiva capaz de inhalar el coño de su amiga Dana DeArmond, otra especialista en fijaciones orales. Ambas dan un concierto de lesbianismo cerdo en el asiento trasero de un coche, el lugar donde a menudo la vida se abre paso.

 

7. Ariella Ferrara y Ryan Maze, My Son’s Girlfriend — Brazzers (2010)

Dos mujeres sin duda hechas a sí mismas a base de cirugía e implantes, pero también dos generaciones distintas compartiendo un rasgo: la belleza y la sensualidad a pesar de los artificios y los excesos. Ariella, la Lisa Ann colombiana, se comía con los ojos a Ryan en lo preámbulos y de lo metafórico saltó a lo literal, devorándola viva en cuanto empezó la acción.

 

8. Tory Lane y Ashli Orion, A Little Southern Hospitality (2010)

En la variedad está el gusto, y el porno lésbico no siempre son caricias, besitos y lametones: también hay quien juega duro y no duda en tirar de instrumental para avasallar a su pareja de baile… o a su víctima. Tory es posible que sea el ejemplo más representativo de zumbada que entra en un violento trance y rueda las escenas estando completamente fuera de sí. La paliza anal que se llevó Ashli en su último encuentro hace unos años da buena fe de ello.

 

9. Nina Hartley y Sunny Lane, How to Eat Pussy Like a Champ (2008)

La leyenda viva Nina Hartley ha dedicado gran parte de su carrera a la divulgación y a la enseñanza sexual, y hay un tutorial de los suyos que no solamente nos parece de un valor pedagógico incalculable y extremadamente útil, sino que también tiene un morbo total: Sunny Lane haciendo de cobaya humana y retorciéndose de placer bajo la lengua versada de Nina.

 

10. Jenna Jameson y Brittany Andrews, Flashpoint (1998)

Un clásico instantáneo y una de las escenas que más circularon de ordenador en ordenador durante los albores de porno en movimiento en internet. No sabemos si Jenna y Brittany tenían algo pendiente durante el rodaje, pero la ferocidad con la que se devoran la una a la otra en menos de diez minutos a algunos nos costó varias dioptrías.

 

Este post ha sido publicado por Fogardo. Ahora tú también puedes compartir con la comunidad de Orgasmatrix tus propias noticias, reseñas, o cualquier hallazgo pornográfico que consideres interesante.

Comentarios

Relacionado