Un recorrido por el turismo sexual de Stoya

Pinjed

Por 13

Una prueba irrefutable de que Stoya era algo especial y único es el hecho de que después de alejarse del porno comercial, la industria no haya sido capaz de encontrarle una heredera espiritual. Es un perfil tan particular que nadie sabría por dónde empezar, y por eso es importante volver de vez en cuando a ella para deleitarnos con lo irrepetible en un mundo que no cesa de repetir sus fórmulas.

Hace un año y medio fuimos testigos de su paso por Barcelona, donde probó el doble vaginal por primera vez, pero nos quedó pendiente revisar otros episodios de su serie Around the World in 80 Ways, así que hoy es tan buen día como cualquier otro para empaparnos en aquellos polvos de aires amateur tan auténticos que la deliciosa neoyorkina pálida fue rodando por varios lugares del mundo. Quién sabe si algún día se animará a volver.

Relacionado

Comentarios