Whitney Westgate

Despampanante jovencita de hermosísima piel bronceada y ojos verdes, con un cuerpo natural perfecto y el aspecto de una supermodelo de Victorias’s Secret o una estrella emergente de Hollywood, pero que por avatares de la vida tuvimos el privilegio de disfrutar en el porno durante unos años, entre 2012 y 2017. Su primer empleo después de graduarse en el instituto fue como socorrista en una piscina, y las miradas indiscretas ante tan brutal armonía anatómica no debieron de hacerse esperar. De hecho incluso debió de correrse la voz, porque un día mientras estaba trabajando se le acercó alguien de la industria y le dijo que podría probar suerte como modelo erótica o actriz porno porque presentaba aptitudes físicas con muchísimo potencial.

Dicho y hecho: en 2012 se lanzaba a la aventura pornográfica con sus primeras escenas, poco después de cumplir los 18 años, para Twistys, Bangbros y New Sensations. Un año después, en abril de 2013, recibiría la condecoración de Pet of the Month de la revista Penthouse. Tras una trayectoria regular pero sin grandes ejercicios de intensidad porno, más bien trabajando en una zona de confort y mínimo esfuerzo, en 2016 le llegó la oferta de Greg Lansky para ceder su primera escena anal en Tushy, una web que por aquel entonces aún estaba lejos de ser el gigante de la industria en que se convertiría unos meses más tarde.

Los premios nunca fueron un terreno fértil para ella, y el reconocimiento de sus compañeros de profesión no llegó nunca porque Whitney siempre prefirió mantener un perfil bajo que le permitiera seguir contando con trabajo en la industria del porno sin necesidad de someterse a prácticas que no le apetecía realizar, valiéndose simplemente de un argumento incontestable que vertebró toda su carrera hasta su desvanecimiento sin anuncio oficial en algún momento de 2017: una belleza radiante, joven y natural con la que se bastó y se sobró para hacerse popular.

Leer más

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.