Twistys

Hablar de Twistys es hacerlo de una de las productoras pioneras de Internet. Su catálogo podría perturbar al coleccionista más meticuloso: 600.000 fotos, 20.000 vídeos y 400Gb de contenido descargable, así como más de 1.600 modelos que han pasado por su estudio en su dilatada existencia: Eufrat, Malena Morgan, Mia Malkova, Caprice, Sophia Knight, Jenni Lee, Connie Carter, Sunny Leone, Riley Reid, Heather Vandeven, etcétera.

Se podría decir que en sus 10 años de existencia han producido una media de 4Gb de porno al mes. Y un porno, digámoslo ya, que se conoce como distintivo Twistys, o lo que es lo mismo, 120% porno: 50% de inocencia, 50% de cerdería y 20% de sorpresa.

Nuestra opinión

90
Calidad de los videos
90
Diseño y usabilidad
100
Velocidad de descarga
100
Relación calidad / precio
HD
96
Puntuación total

Twistys nació en los albores del porno para internet, cuando los vídeos eran una utopía y las fotos lo eran todo; revistas porno glorificadas que uno podía guardar en diskettes de tres pulgadas y media. De aquellos barros han quedado algunos lodos: la red de porno que ofrece la productora se ha adaptado a lo estándares que el pornófilos gourmet exige al extender su tarjeta de crédito, dando una necesaria prioridad al vídeo pero manteniendo un cariño por la fotografía y otorgando una relevancia a las galerías estáticas que los websites nacidos al calor del estallido del streaming nunca han conocido.

También en la vertiente puramente editorial se le nota a la Twistys Network que ha tenido que arrimarse al generalismo gonzo que viene canibalizando al resto de porno desde hace una década. La etiqueta Twistys Hard ha servido a la compañía para ceder a la demanda y trazar un estilo de porno más comercial y explícito pero sin abandonar cierto aire inocente y juvenil en sus escenas. El porno que ofrecen no necesita copiar al glamcore para dar sensación de frescura y naturalidad, simplemente es profesional y espontáneo, pero su mayor baza sigue siendo la de siempre: tener la colección de bellezas, conocidas y no tanto, más abundante y mejor seleccionada de la red. Así de simple.

La navegación es relativamente rápida y muy sencilla en todos los ámbitos. Han conseguido mantener la atención en las fotos usando un sistema de galerías rápido y dinámico que también permite la descarga en altísima resolución. Los vídeos se transmiten rápido, con el clásico reproductor Flowplayer estándar, y la cantidad de definiciones y formatos está a la altura de las mejores del sector. Su veteranía también tiene desventajas: la mayoría de vídeos desde 2009 hacia atrás están a baja resolución y no parece que tengan la posibilidad de remasterizarlas o el hecho de que las modelos más antiguas del catálogos solo tengan sesiones de fotos. Por lo demás, Twistys ofrece una cantidad abrumadora de buen porno a un precio muy razonable. Quizá no puedan presumir de muchas exclusividades, pero lo compensan por aplastamiento a base de material.

Fecha de la reseña: 12/01/2015.