Maestras de la mamada: La mirada del amor

Entre las múltiples virtudes que puede tener una maestra de la mamada es algo que no tiene relación con el ritmo, la succión, la presión, la mirada, la velocidad o el uso de la lengua. Hay mujeres que sencillamente poseen un físico privilegiado para esta tarea, una mezcla de belleza y morbo que destruye la concentración de cualquiera que se proponga hacerse el macho y aguantar. Alguna de ese estilo hemos publicado, aunque no hay muchas, y la de hoy es un ejemplo absolutamente arrebatador.

Por cierto, si alguien sabe quién es, somos todo oídos.

Comentarios

Relacionado

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.