Maestras de la mamada: morbosa inactividad

Pinjed

Por 21

Desde aquí siempre hablamos de lo importante que es la implicación en una buena mamada: la mirada, la gestión del ímpetu, las maniobras manuales, el ritmo, el trabajo lingual, el control sobre la acción/reacción… Pero el sexo es totalmente polihédrico y lo que hoy nos aburre mañana puede excitarnos. Es el caso de la siguiente moza: pone muy poco de su parte y la mayor parte del trabajo la hace él, pero esa languidez, como si ella estuviese por encima de la situación. Y eso, sin duda, da más ganas de follarle la cara.

Lo sentimos, este video ha sido eliminado

Relacionado

Comentarios