A la cárcel por sacarse las tetas en la biblioteca

Pinjed

Por 14

Por lo visto no solo las iglesias austríacas son terreno vedado para el porno y el erotismo: esta semana se ha sabido que Kendra Sunderland, una exuniversitaria que ha dejado la carrera recientemente, se grabó haciendo algunas marranadas frente a la webcam en la biblioteca pública de la Universidad de Oregon y lo retransmitió en ReptCams. Alguien grabó la sesión y le video empezó a circular por sitios como Pornhub o Xhamster donde al parecer otros estudiantes la han reconocido y notificado a las autoridades. Si el caso prospera, Kendra afronta penas de hasta un año de cárcel o 6.250 de fianza por indecencia.

Relacionado

Comentarios