Jillian Janson, una cosita linda

“Cosita linda” era la frase con la que un guardia de seguridad hacía sonrojar a una secretaria otrora impertérrita ante adulaciones con doble sentido de elevados lingüstas y académicos: «¡Qué sintagma, qué polisemia, qué significante, qué diacronía, qué centrar ceterorum, qué zungespitze, qué morfema!». El microrrelato de Mario Benedetti señalaba que a veces la expresión más sencilla de atracción guardaba más fuerza que los métodos complejos de seducción y los cálculos gramaticales.

No sabemos si a Benedetti le habría gustado la cinta Cuties #7 que acaba de publicar Elegant Angel, pero seguro que traduciría el título como “Cosita linda” en cuanto viera a Jillian Janson poner esas caritas adorables frente a la cámara, justo antes de ser acribillada a pollazos.

Comentarios

Relacionado

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.