La industria pornográfica europea vs. estadounidense

Amarna Miller

Por 83

Productoras: Kink Blacked

Escribo este texto desde un avión Dallas-Los Angeles, después de haber grabado dos escenas interraciales. Parece ser que después de “Blacked” el resto de productoras han visto un auténtico filón en el contraste de mi piel transparente con los afroamericanos de pollas monstruosas. Chica pequeñita, blanca y pelirroja con mozarrón gigantesco de medidas descomunales. Una combinación ganadora.

Amarna Miller para Blacked
Amarna Miller en su bautizo Blacked.

Mañana mismo tengo otro vuelo, esta vez hacia San Francisco para grabar mi segunda escena con Kink.com, dentro de la serie “Sex & Submission”. Por si no lo habéis adivinado todavía, las cosas están empezando a ir cada vez mejor ¡Al fin empiezan a llamarme! Y es que los comienzos han sido duros, muy duros. Después de pasar por los AVN awards y hacer todos los contactos posibles mientras compartía aventuras con Silvia Rubí y Gabe Tonic, tuve que buscarme una agencia de talentos que quisiera representarme.

amarna miller, silvia rubi y Gabe Tonic
Silvia Rubí, Gabe Tonic y Amarna Miller en su periplo americano.

Toda una odisea, sobre todo cuando estás en un país nuevo donde nadie conoce tu trabajo y les importa una mierda de dónde vengas o qué hayas hecho anteriormente. ¿Que has ganado un premio en España? Si no es un AVN, nos da igual. ¿Que eres Europea y no haces anal? Pues lo siento muchísimo pero no podemos trabajar contigo. Aquí lo que funciona es el boca a boca, las recomendaciones, y conocer a las personas adecuadas. Eso, y ser la más guarra del panorama, que no es el caso.

Sea como fuere, ¡lo he conseguido! Después de un mes en América tengo el agente que siempre he querido, y muchos e interesantes trabajos comienzan a tomar forma. Después de vivir en los sitios más bizarros que os podáis imaginar (el sofá de la actriz Katja Kassin, dos caravanas, el sótano de la casa de Princess Donna y un estudio de webcamers en Maui, Hawaii) he decidido establecer mi base de operaciones en la zona de Echo Park, el área pseudo-hipster de la ciudad.

amarna sofá
La comodidad de una actriz europea en EEUU.

Y sí, sé que debería mudarme al Porn Valley pero es que ¡no me gusta nada! La gente es frívola o falsamente simpática, el transporte público es completamente inexistente y el tráfico tan pésimo que para ir de un sitio a otro tienes que estar como mínimo una hora dentro del coche, luchando entre la contaminación y los atascos.

Aun con todo esto, me siento afortunada, y tremendamente feliz. Estoy en el otro lado del mundo luchando por mis sueños y dando el paso que muchas otras actrices no se han atrevido a dar, pero sobre todo estoy aprendiendo mucho ¡muchísimo!, tanteando el terreno, y entendiendo cómo funciona aquí el negocio para que la próxima vez que cruce el charco, todo sea infinitamente más sencillo.

Amarna Miller y Silvia Rubí Golden Gate
Amarna y Silvia en el Golden Gate.

Y después de este acercamiento a mis aventuras por EEUU, paso a contaros lo que realmente importa, ¿qué diferencias veo entre la industria europea y la norteamericana?

Las drogas

Como mínimo en todos los rodajes hay alguien fumando marihuana. Y es que en California es legal consumirla con fines terapéuticos, así que si te presentas en el médico diciendo que estás estresado o tienes migrañas ¡voilá! tienes tu receta para unas cuantas semanas de evasión y placer. Pero de ahí a que las actrices se lleven bongs de medio metro y hagan submarinos en los descansos de las escenas, hay un trecho. No es que me parezca mal, pero me sorprende sobremanera.

freaks
On the Road Again.

Tampoco faltan las historias sobre agentes “rescatando” a actrices desmayadas por una sobredosis, o productoras que se encuentran a la chica en el baño con una aguja clavada en el brazo. ¿De verdad hay gente que trabaja puesta de meth o de heroína? Esto podría explicar porqué cuando aparecen casos de VIH positivos siempre es en la industria americana, y prácticamente nunca en la europea…

La desorganización

Hay cientos de productoras y miles de actrices y actores concentrados en un mismo lugar: el Valley. Así que si alguien falla en el último momento ¡no hay problema, podemos llamar a otra chica! Y así es como recibes una llamada de tu agente diciendo que tienes una escena en 20 minutos, que te vayas preparando. Esto nunca, NUNCA pasa en Europa. Como las productoras están desperdigadas entre los diferentes países y todo el mundo planea los vídeos con bastante antelación (hay que comprar los billetes de avión, reservar las localizaciones y coordinar al equipo) sabes qué vas a tener que rodar desde unas cuantas semanas antes de la fecha del rodaje.

Los cachés

Se paga el doble, el triple e incluso el cuádruple que en Europa. Una escena lésbica ronda los 800-900 dólares, y un hetero está entre los 1000 y 1200. Nada mal ¿verdad?

amarna miller las vegas
Viva Las Vegas.

La cantidad de trabajo

Es increíble cuantas escenas puedes llegar a hacer al mes, y lo dice una persona que en Europa trabaja literalmente todos los días. Pero es que esto ¡es un no parar! A veces tienes una escena por la mañana y otra por la tarde, e incluso te contratan para hacer hasta tres escenas en un mismo día grabando con diferentes productoras. Como todas las compañías están en el mismo área, puedes moverte fácilmente de una localización a otra.

Las pruebas de ETS y las asociaciones

En este sentido, EEUU nos saca siglos de ventaja: tienen un sistema interno que almacena las pruebas de ETS de todos los actores y actrices de la industria, el llamado PASS, gestionado por Cutting Edge testing y el Talent Testing Service. Y esto ¿para qué vale? Básicamente puedes acceder a las pruebas de ETS de todos tus compañeros, te indica si sus pruebas son recientes y hasta cuando son válidas. En Europa simplemente se pide un comprobante de los tests, que es fácilmente falsificable.

Además, existen laboratorios para hacerte las pruebas prácticamente en cada barrio de la ciudad, y aunque su precio es bastante mayor que en España (unos 150 dólares, en comparación con los 75€ de aquí) son rápidos, fiables y efectivos. Has de hacerte las pruebas cada 14 días, en vez de los 21 días-1 mes de Europa/España y todo el mundo se toma muy en serio el tener sus pruebas en orden.

Amarna para The Upper Floor
Rodando para Sex&Submission, de Kink.

También tienen asociaciones y grupos de ayuda para actores y actrices, hacen reuniones regulares y dan charlas sobre cómo gestionar emocionalmente tu trabajo, cuándo has de tomarte un respiro, de qué manera darte de alta en la S.S y mil temas más. Todo un ejemplo a seguir.

La legalidad

Como la industria pornográfica se ha convertido en el enfant terrible de los negocios norteamericanos y está constantemente en el punto de mira del gobierno conservacionista, todo el mundo trata los temas legales con el máximo cuidado. No puedes rodar si no tienes un ID americano, has de pagar milimétricamente tus impuestos y darte de alta en la seguridad social. (Y por esto mismo es tan complicado para las actrices europeas el ir a trabajar para allá). Se te paga mediante cheques y no existe el dinero negro. ¿Parece todo muy lógico, verdad? Pues la verdad es que dentro de Europa todas estas obviedades se dan más bien poco.

Las agencias

En Europa hay pocas, muy pocas agencias, y todas ellas se dedican a tratarte como a un trozo de carne y exprimirte hasta el último centavo. Aquí he aprendido a valorar el verdadero talento de un representarte: saber guiar tu trabajo, darte consejos acertados y recomendaciones que puedan hacer que tu carrera artística pegue un estirón estratosférico. Y cobran prácticamente lo mismo que en Europa, entre un 15 y un 20% de tus ganancias.

amarna miller y silvia rubi
Amarna Miller y Silvia Rubí en una sesión para Driven By Boredom.

Relacionado

Comentarios