Entrevistamos a la prostituta Natalia Ferrari

Chuck

Por 89

Hoy vamos a entrevistar a una puta, y el uso de este sustantivo no conlleva ningún tipo de descalificativo machista ni irrespetuoso hacia esta milenaria profesión ya que para empezar es así como se define ella misma. Natalia Ferrari Diaz no es es un pseudónimo sino el nombre que figura en el pasaporte de esta prostituta de 23 años que ejerce en Barcelona desde hace solo dos años. Natalia rebosa sensualidad e inteligencia pero si hemos querido hablar con ella es sobre todo porque es de las pocas prostitutas de su edad que no oculta su identidad. Para defender la profesión que ha elegido libremente, allá donde vaya ella se presenta como puta, hablando claro, sin tapujos y a mucha honra. Y es que hablar con ella supone todo un desafío intelectual, en el cual vas a tener que desaprender muchos de los conceptos y prejuicios con los que te han educado.

Nos citamos con esta valiente muchacha a las 19:00 en una vinoteca del barrio del Born para compartir una botella de vino blanco. La conversación resulta tan interesante que cuando consultamos el reloj, hemos pasado cuatro horas charlando de putiferio, activismo y pornofilia. Invita esta casa porque además de extraordinariamente seductora resulta que es admiradora de Orgasmatrix. Me convence tanto su discurso que me planteo si sacar 250€ del cajero, su tarifa mínima, y pegarnos un revolcón de hora y media para probar en primera persona su servicio de girlfriend experience. Pero una vez valorado el estado de mi economía, acabo decantándome por dirigirme a casa y repasar los nuevos posts de Pinjed.

natalia ferrari

Vamos a empezar por el principio, en el momento de tu vida decides dedicarte a esto y el porqué.

Un día me doy cuenta que estoy gastando mi vida en un trabajo que no aporta nada a las temáticas sociales que me preocupan y tampoco ayuda en mi crecimiento personal. Cobro el salario mínimo trabajando 6 días a la semana casi a tiempo completo. Después de esta revelación analicé el mercado laboral y noté que lo único que tenía para ofrecerme era más de lo mismo. No me daba la gana resignarme a que ese fuera mi estilo de vida. No sé muy bien cuando empecé a considerar la prostitución como una alternativa mejor, recuerdo sentirlo como una opción muy natural. Siempre he tenido una admiración por todo lo que se sale de la normativa y por las mujeres que se empoderan de su vida y su sexualidad. Desde muy pequeña identificaba a las putas o actrices porno como mujeres fuertes e independientes, y de alguna forma, sentí que pertenecía a ese grupo. Estuve un tiempo pensando sobre ello, sobre cómo hacerlo de la mejor forma posible. Tenía mis inseguridades pero todo se aclaró cuando descubro que una amiga lleva un año trabajando como puta. Conocer su experiencia y cómo se siente me reafirma mis ideas sobre autonomía y empoderamiento. En ese momento queda claro que puedo montármelo como yo quiero y eso es lo que más me atrae.

¿Cómo consiguiste tu primer cliente?

Mi primer cliente lo consigo publicando un anuncio en internet en una página cualquiera de contactos. Recuerdo estar muy nerviosa esos días y agobiarme por la cantidad de llamadas que recibía así que decidí apagar el teléfono. La primera cita la concreté por correo. Sobre el encuentro lo más importante a destacar es mi sentimiento final de “joder, ¿por qué no he empezado a trabajar de puta antes?”

Pues las feministas abolicionistas y algunos políticos dicen que nadie elige prostituirse libremente y que se trata de un tipo de represión machista.

Decir que nadie lo elige libremente es una estrategia comunicativa. Tienen que decir que estamos coaccionadas por fuerzas malignas, porque si no fuera así, se estarían poniendo en contra de un grupo de mujeres que eligen sobre su propio cuerpo, diciéndoles lo que pueden y no pueden hacer y hacer eso, no es muy feminista. Pese a que empatizo con las preocupaciones sobre la prostitución no estoy de acuerdo con sus estrategias y creo que fallan, y mucho, al negar realidades como la mía y las de todo un colectivo de prostitutas que hablan en primera persona de lo mucho que disfrutamos con nuestro trabajo. Como ejemplos están las organizaciones APROSEX o Prostitutas Indignadas, ambas en Barcelona y con portavoces prostitutas que dan la cara por sus derechos.

Hablar de la prostitución como un “tipo de represión machista” es seguir con el tan cansino discurso de que todos los clientes son monstruos y que todas las putas somos víctimas. Las relaciones desigualitarias entre hombres y mujeres existen en parejas, matrimonios, polvos de una noche, y sí, también entre putas y clientes pero bajo ninguna circunstancia es algo intrínseco de la prostitución. Solo un reflejo de la sociedad y las identidades de cada participante en la relación. Si tienes una postura abolicionista y no quieres ver relaciones de poder injustas lo mejor que puedes hacer es educar a la gente. Yo misma y la mayoría de putas que conozco tenemos un claro mensaje feminista y no aceptamos faltas de respeto de ningún hombre. Se deja claro desde el primer momento que las condiciones las marcamos nosotras y solo serán nuestros clientes quienes están de acuerdo con ellas.

Se dice que estás cometiendo un atentado contra los derechos de la mujer ya que fomentas la trata y el patriarcado.

Creo que se comete un atentado contra nuestros derechos cuando se pone en duda el poder de decisión de las mujeres sobre nosotras mismas. Las putas decidimos sobre nuestros cuerpos y experimentamos con nuestra sexualidad según intereses propios y no culturales. Parece que molesta que las mujeres (y hablo de mujeres excluyendo a los hombres porque la prostitución masculina no genera ni de lejos la misma controversia) ya no nos creemos el cuento de que debemos entregar la vagina solo al “amor de nuestras vidas”. Las putas cobramos por algo que socialmente se entiende que debería ser gratis. Si estoy cometiendo un atentado contra alguien es contra el amor romántico y la iglesia.

natalia ferrari

Muy interesante pero, ¿no preferías cambiar de oficio si ganaras lo mismo trabajando como camarera?

Me encanta mi trabajo, y la principal razón no es el dinero que gano sino la autonomía. No podría trabajar para intereses de terceros aceptando las condiciones que establece otro sobre el uso de mi tiempo y energía. La principal ventaja de ser prostituta independiente es ser tu propia jefa y hacer verdaderamente lo que tú quieres. Claro que si tuviera la opción de no trabajar de nada, lo haría. Seguro que cualquiera que me lee estará de acuerdo conmigo que en lugar de trabajar preferiría gastar su tiempo en otras cosas, pero vivimos en un sistema que nos demanda dinero para acceder a ciertas comodidades. Resulta que si trabajas siendo puta puedes conseguir dinero rápido e invertir tu tiempo de forma hedonista.

¿Aceptas a cualquier cliente, por feo, sucio y desagradable que sea? ¿Qué metodología aplicas para saber si te interesa aceptar al cliente?

Es muy importante para mí que la persona que esté interesada en una cita conmigo sepa quién y cómo soy. Así me aseguro que existe una compatibilidad de carácter y que queremos experimentar el mismo tipo de encuentro. Eso es lo que determina o no si acepto a un cliente y se suele ver con facilidad mediante correos o una llamada de teléfono. Nunca voy a juzgar a una persona por su apariencia física. Puedes tener la belleza de un Adonis, pero si te comportas como un gilipollas, eso es todo lo que serás y tu atractivo disminuirá a cero. En cuanto a la higiene personal, es de protocolo que el clientes se ducha antes, aunque los seres humanos, antes de un encuentro sexual y siempre que tengamos oportunidad de hacerlo, solemos procurar estar limpitos por esto de las normativas sociales y el respeto hacia el otro. Los puteros no son una subespecie aparte.

Pero vamos a ver, ¿no se ha de tener mucho estómago para meterte en la boca la polla de según quién?

Cuando alguien hace preguntas de este tipo siempre le animo a que analice qué carajo visualiza como hombre que va de putas y por qué tiene esa imagen. Dicho eso, mis clientes son personas que pueden ser más o menos guapos, igual que yo y que tú. La belleza es muy subjetiva y a mi personalmente lo que más me pone de mi trabajo es el contexto y no un par de ojos bonitos. Hago muchos filtros para asegurarme que no estoy con personas que tienen una identidad que encuentro desagradable. Creo que en esos casos debería tener estómago y mucha paciencia, y realmente, no quiero que mi trabajo se convierta en algo que me cueste hacer. Quiero que se mantenga como algo divertido, con relaciones humanas cercanas. Si siento que tengo que poner muchos esfuerzo mental para que la cita sea placentera para ambos, es un claro indicador de que esa persona y yo no nos vamos a entender, y en esos casos, no acepto la cita.

¿O sea que disfrutas cada una de tus relaciones sexuales?

A distintos niveles, claro, pero sí. Para mantener este trabajo tienes que tener un deseo sexual alto y a mi me gusta mucho follar. Por otro lado me apetece puntualizar que en 1:30h no solo hay sexo. Una parte muy grande del encuentro se ocupa conectando con la otra persona y compartiendo un espacio de tranquilidad y cariño. Dado que como dije antes, mis clientes son personas que verdaderamente quieren estar conmigo, nos solemos entender con facilidad y “disfrutar” suele surgir de forma natural. Normalmente mucho rato de la cita se centra en compartir historias y opiniones con alguien que te comprende o que al menos tiene una gran predisposición para hacerlo. En cuanto al sexo, para sorpresa de muchos, los puteros tienen una sensibilidad y respeto máximo por mi cuerpo. Les importa qué cosas me gustan y cuales no.

natalia ferrari

Se supone que una prostituta está a la merced de los deseos y caprichos del cliente. ¿Tu sexualidad no debería ser irrelevante para tus clientes?

La sociedad supone muchas estupideces con respecto a las putas. La experiencia que yo ofrezco está definida según mis preferencias. Si un ser humano quiere algo distinto, busca a una puta distinta. El hombre no impone sus deseos a las putas, elige a una que puede aportarle lo que él quiere. Desde luego que existen personas que no tienen en consideración los gustos de sus parejas sexuales. Estos especímenes están en cualquier tipo de relación íntima posible y es un problema de educación sexual/emocional por parte de todos los implicados. Con las relaciones entre putas y clientes todo es más fácil. Existe una jerarquía de poder en donde somos nosotras las que tenemos el control de la situación. Esto se da por hecho, no es muy difícil, sólo se trata de ser amable con tu pareja. Las prostitutas no somos una categoría inferior de mujeres. Tenemos tanta sensibilidad y derecho a disfrutar como cualquiera que no sea puta. Sólo hace falta tener un poco de sentido común para darte cuenta de esto. Los individuos autoritarios y dominantes que creen que tienen derecho sobre mí por su dinero o por la posesión de un pene se identifican con facilidad y no entran a mi cama.

Veamos, defiendes que la prostitución no es más que una transacción comercial como cualquier otra y que lo que diferencia a una masajista de una puta es básicamente el contacto con los genitales. Si es así, ¿cómo justificas ganar 300€ la hora? ¿No está sobrevalorado?

No, creo que está infravalorado. Las putas ejercemos un trabajo fundamental para la paz mental de muchos. Guardamos muchos secretos porque prometemos un grado de discreción que en otros entornos quizás no tendrían. Por otro lado, hay que valorar los riesgos a los que nos exponemos. Hay muchas mujeres que llevan muy mal el estigma y sienten que si su entorno se enterara se les arruinaría la vida. También hay que tener en cuenta el riesgo de ETS. Aquí nadie viene con una analítica hecha en un máximo de 21 días.

Personalmente yo con esos precios sería muy exigente en cuanto a prácticas sexuales. ¿Ofreces servicios deliciosos como por ejemplo la lluvia dorada o el sexo anal?

Realizo prácticas que son deliciosas bajo mi criterio. Recuerdo que hace tiempo un hombre me preguntó si durante el sexo podría darle puñetazos en los huevos. Física y mentalmente podría haberlo hecho. Podría haberle dicho que sí, pero no disfruto en absoluto con eso y aunque humanamente me resultaría posible hacerlo, no me parece justo prometer una calidad de servicio que quizás no puedo entregar porque debería estar fingiendo. Esto es aplicable a los ejemplos que señalas.

Entonces ¿qué aportas que no pueda ofrecer la pareja sexual de tu cliente?

Una espacio de tranquilidad y cariño para que disfrutes sin presiones. Nadie espera que seas un amante maravilloso y me enamores con tu habilidoso pene. No hay compromisos y el momento que pasamos juntos es sólo nuestro. No interfiere en la vida del otro. Las putas no juzgamos, somos cercanas y empáticas. Es un contacto humano que no tiene por donde amargarte. Siempre lo defino como un chute de dopamina. No defino el servicio mediante las prácticas sexuales.

¿Realmente disfrutas follando con tus clientes, o la gran suma de dinero que obtienes es lo que te hace olvidar y compensar lo que estás haciendo?

Cuando estoy mucho tiempo sin trabajar lo echo de menos. Follar con desconocidos de esta manera es una preferencia sexual. Desde que tengo 11 años tengo impulsos sexuales pero follé por primera vez a los 18 con quien era mi pareja. No me gusta ligar, no me apasiona la idea de ser la novia de alguien, no quiero tener relaciones a largo plazo. Al menos no en este momento de mi vida. Las relaciones con mis clientes me aportan mucho a diferentes niveles. Es el trabajo ideal para mí.

Sobre el comentario de “la gran suma de dinero que obtienes”: Otra de las estupideces que asume la sociedad sobre las putas es que estamos forradas y que con eso compensamos y justificamos todo. Muchas putas somos mileuristas y estamos conformes con eso porque nos permite acceder a las comodidades que consideramos justas para nosotras y además, al trabajar poco, tenemos mucho tiempo para dedicarnos a proyectos personales sin rendirle cuentas a nadie.

natalia ferrari

Muchos deben pensar que dices disfrutar porque es lo que todos tus clientes quieren oír.

Su incredibilidad es un reflejo de sus prejuicios sobre las putas. Hay mujeres a las que nos gusta follar con desconocidos que nos pagan, que aceptan nuestras condiciones y luego no se involucran de forma activa en nuestra vida.

Entonces también te debes dejar llevar, es decir, que si surge en medio de la relación podemos acabar haciendo algo que no hayamos acordado de antemano o alargar el fornicio.

Claro, pueden crearse momentos con clientes en donde las cosas se vuelven tan intensas que nos dejamos llevar y sucedan situaciones que no teníamos previstas. No somos máquinas y cuesta frenar el deseo. Pero esto no es la norma y queda entre mis clientes y yo.

Respeto tu opción sexual pero opino que cuando se establece una relación sentimental profunda con una persona, en la cama se alcanza un clímax inalcanzable mediante la relación esporádica o la prostitución. ¿No te interesan este tipo de relaciones sexuales?

Estoy de acuerdo en que pueden nacer vínculos dentro de relaciones afectivas que intensifiquen el placer durante el sexo. La cuestión es que alcanzar eso requiere mucho trabajo. No descarto la posibilidad de intimar a ese nivel con alguien si lo creo oportuno, pero no tengo el deseo o la predisposición en este momento de mi vida. Por otro lado siento que el escenario que planteas y la prostitución son completamente compatibles y pueden convivir entre sí en armonía. Todo depende del momento de mi vida en el que me encuentre.

¿Las altas tarifas de las prostitutas de lujo suponen un filtro de calidad en los clientes? Es decir, para que solo aparezca gente selecta, que se lo pueda permitir.

Muchas veces el estatus económico de alguien nos ayuda a hacernos una idea del tipo de cultura y educación al que ha sido expuesto. Otras veces esto no te dice realmente nada y solo pone en evidencia tus prejuicios. La prostitución de lujo no es simplemente una forma de filtrar personalidades, también experiencias. Hay putas que solo quieren follar con hombres que las saquen a cenar, les regalen cosas bonitas y con quienes puedan tener conversaciones interesantísimas y por eso determinan que su tarifa mínima es 1.500 euros por pasar toda una noche juntos. No les da la gana hacerlo por menos y saben que existen hombres que lo pueden pagar así que van a por ellos.

¿No es esa una postura clasista?

Ser clasista es discriminar a alguien en función de su clase. Reconocer que las clases existen y que hay diferencias entre unas y otras no supone una discriminación. No se las defiende ni se considera justo mantenerlas, solo se puntualiza que están ahí. Hay personas que pueden comprarse un iPhone y hay otras que no. Dentro de las clases están los individuos y cada uno se hace a sí mismo como mejor puede. En mi caso, tengo muchos clientes que son empresarios y muchos otros que son empleados con un salario básico. Lo que determina que prefieran ir con una puta que cobra 300€ en lugar de ir con una que cobra 70€ es su identidad y no necesariamente sus posibilidades económicas.

natalia ferrari

Tengo entendido que la chupas con condón. ¿No te exigen tus clientes una felación a pelo?

Un cliente no me exige absolutamente nada. Los señores con una actitud prepotente que insisten en que haga algo que yo no quiero hacer no llegan a ser mis clientes. Estas cosas se informan antes de concretar la cita. Todo hombre que considere que las mamadas a pelo son importantes para él se va a molestar lo suficiente en averiguar si la puta lo hace o no. Como he dicho antes, es más fácil encontrar a alguien que ofrezca lo que tú buscas que intentar convencer a una persona que claramente te comunica que no lo hace.

Y para prevenir el contagio del cliente, ¿también utilizáis campo de latex en el cunilingus?

Si me lo piden, claro. Nunca nadie lo ha hecho. Hacer mamadas con condón no es únicamente por una cuestión de seguridad, también es preferencia sexual. Fuera de mi trabajo hace tiempo que no hago felaciones a pelo en relaciones esporádicas. Por la misma regla creo que quienes hacen cunnilingus sin protección es porque ellos también disfrutan con la experiencia y lo prefieren así y quien no, no lo hace. No existe ninguna obligación en ese sentido, la idea es que estemos todos cómodos.

¿Recibes chicas?

Lamentablemente demasiado pocas y quienes se animan a hacerlo por primera vez suelen hacerlo acompañadas por sus parejas.

Y en cuanto al riesgo de ser agredida por un cliente, ¿no es éste un oficio peligroso?

Las putas tenemos medidas de seguridad. Conozco chicas que tienen instalado sistema de cámaras en el piso donde trabajan. Puede ser un trabajo peligroso si no tienes cuidado. Hay situaciones de riesgo que se pueden evitar con mucha facilidad. Jamás acudo a domicilios, no trabajo en la calle ni subo a coches de desconocidos. Si alguien me transmite un mínimo de inseguridad, no quedo con esa persona. El piso donde recibo es un edificio de viviendas y es muy iluso asumir que estoy completamente sola.

Recuerdo que hace unos años había una escort que tenía una cuenta de Twitter muy interesante, en la cual explicaba sus anécdotas, a la vez que defendía su oficio, como bien haces tú. De repente dejó de tuitear y dijo que un cliente le había arreado tal paliza, que estaba viva de milagro. Después de eso dijo que abandonaba la prostitución y regresaba a sus estudios universitarios. Y es que hay mucho tarado por ahí. ¿No tienes miedo de eso?

Tengo más miedo cuando voy en el el metro que cuando estoy con un cliente. Desde luego no hay herramientas mágicas para evitar una situación como la que describes, pero es que no las hay para ningún contexto. Se toman todas las precauciones que vemos posibles en cada cita y honestamente, las únicas veces que me he sentido violentada por hombres ha sido por parejas afectivas, jamás con un cliente. Soy consciente de que existen personas que son basura y que quieren hacer daño pero mientras te escribo esto pienso en mis clientes y el aprecio que les tengo a tantos de ellos que es impensable para mi que alguno me lastimara de esa manera. ¿Puede pasar? Cierto. También puede que mañana en el metro alguien te de una patada en la boca porque no le gusta tu cara.

¿No sería más cómodo para ti utilizar un pseudónimo y no dar la cara?

Sería algo completamente contrario a mi identidad y ahí caería en una incomodidad y amargura infinita. Desde el primer momento supe que no iba a tener una doble vida. La sociedad estigmatiza a las putas por unos valores enfermizos y yo no voy a adaptarme a una sociedad enferma. Quiero que mi ejemplo forme parte de un cambio hacia el progreso. Que se normalice la profesión y que nosotras empecemos a ser vistas como mujeres con los mismos derechos y estatus social que cualquiera que no es puta.

natalia ferrari

¿Crees que con ello están aportando tu granito de arena para corregir una injusticia social?

Desde luego. Cuando las putas empezamos a hablar por nosotras mismas invalidamos el discurso de todos aquellos que creen que pueden hablar en nuestro nombre. Esos falsos rescatistas con mensajes paternalistas y salvadores de nuestras almas muy preocupados por el uso que hacemos de nuestras vaginas. Si yo, y todo un colectivo de prostitutas, te decimos mirándote a los ojos y con voz firme que estamos orgullosas de ser putas, tus teorías abolicionistas se van al carajo y pasan a ser aplicables solo a algunos casos puntuales y no a toda una profesión.

Pues a pesar ser también trabajadoras sociales, las pornostars que ejercen la prostitución suelen ocultarlo. Y las que no ejercen quieren dejar muy claro que son oficios distintos y que ellas no se prostituyen, dando la impresión de que un oficio es más digno que otro. ¿Crees que socialmente está más respetado el trabajo de pornostar? ¿Por qué?

Creo que trabajar en el porno está menos estigmatizado que ser prostituta porque lo segundo suele asociarse casi de forma instantánea con un submundo oscuro de abusos y hay pocos casos que demuestran que esto no es así. Si te fijas en reportajes o debates muchas veces ni están presentes prostitutas mientras se habla de ellas. En cambio la pornografía con el tiempo se ha vuelto más transparente gracias a personajes que han hecho públicas sus vivencias. Cuando Sasha Grey, Stoya o, sin ir más lejos Amarna Miller, empiezan a compartir características de sus identidades e inquietudes personales más allá de su trabajo, se alejan inevitablemente del retrato de mujer objeto, sucia y estúpida que no vale para nada más.

Cualquier tipo de trabajo sexual está mal visto porque choca con valores cristianos que representan un uso genital específico y restrictivo. El problema en la prostitución existe cuando las propias putas se creen esa historia, como el ejemplo que pones de actrices que se prostituyen pero lo ocultan porque creen que eso les perjudicará la imagen. Creo que debemos reapropiarnos con orgullo de la palabra puta y desactivar el insulto. Cuando le das una connotación positiva fuerzas a la gente a que se replantee sus ideas.

¿Es cierto que también quieres dedicarte al porno? ¿Por qué? ¿Qué tipo de porno te gustaría hacer?

No diría que quiero dedicarme pero sí explorar. Siento que me permite indagar en un tipo de sexualidad diferente, me apetece exhibirme. Productoras como X-Confessions, Lucie Blush, BlackMind Studios, Abby Winters o Four Chambers son algunas de las que están en mi lista, y si todo sale bien, este Octubre grabo con una de ellas. Quiero formar parte de proyectos que aporten un valor al mundo y provoquen saliéndose de la normativa.

En todo este rato que hemos pasado juntos, tu teléfono no ha parado de sonar. Debes estar amasando una fortuna. ¿Cuántos clientes recibes al mes?

Los justos y necesarios para mantener un estilo de vida cómodo en el que poder dedicarme a mí misma y trabajar en proyectos a largo plazo en los que firmemente creo pero no me dan ni un duro y requieren atención.

¿Aplicarás descuento a los lectores de esta entrevista?

No, les cobraré más :)

Podéis contactar con Natalia a través de su página web y seguirla a través de Twitter o Instagram. Todas las fotos de esta entrevista han sido realizadas y cedidas por Mai Oltra.

Relacionado

Comentarios

  • Argento

    Muy buena entrevista. Ninguna tonta.

  • jj

    Muy interesante.

    Hace poco salio un estudio “feminista” sobre porque los hombres consumen prostitucion, porque nos gusta mandar y dominar, ahí es nada, tu un sábado borracho después de llevar seis meses sin oler un conejo ni nada parecido de vas a un club no porque tengamos mas hambre que los negros de etiopia sino para darle ordenes a una rumana.

    Ese tema si me interesa, no porque una mujer esta dispuesta a tener un sueldazo por practicar sexo.

    Sino porque ellas (las mujeres) son las que eligen principalmente las relaciones sexuales.

    • Natalia Ferrari

      Este tipo de artículos solo retratan un tipo de relaciones y el problema es que amenudo lo hacen de manera absolutista. Como si esa fuera la única realidad de la prostitución lo cual no es verdad en absoluto.

      Claro que hay hombres que pagan a putas para sentirse superiores porque tienen una visión de la prostituta como sujeto inferior y desprotejido pero esto no es un reflejo de la profesión, sino de la educación social de esos individuos. Como quien se cree que al tener una preja es dueño de ella o él. Hay personas que funcionan así pero no es algo representativo de ese modelo de relación.

  • Zapatilla

    ¿250€ y la chupa con condón? Pffffffffffffffffffffffffffffffffffff

    • Fogardo

      Me parece que deja muy claro su filosofía de trabajo. Hace lo que quiere y cómo quiere, luego es el cliente el que decide ir o no.

    • Zapatilla

      Me queda claro, sí, por eso *nunca* sería su cliente.
      Entiendo su filosofía de trabajo, pero nunca entenderé a quien paga 250€ por un servicio a mi parecer precario.

    • Fogardo

      Totalmente de acuerdo pero eso ya son gustos personales. Yo me decanto también por la felación libre de goma

    • Amarna Miller

      ¿Precario? ¿Sabes que practicando sexo oral sin protección con una persona infectada de gonorrea o clamidia tienes un 60% de posibilidades de contraerla? ¿Y un 40% si la persona tiene sífilis? Lo que Natalia ofrece es seguridad, tanto para ella como para su cliente.
      Sinceramente no entiendo como se puede considerar un servicio “precario” cuando lo que está en juego es la salud del individuo.

    • Zapatilla

      Sigue siendo 90% menos placentero: precario, nunca hablé de la seguridad.
      Por 250€ (mínimo) me parece que debería encontrar un equilibrio entre los riesgos y el placer que da. A mi parecer está muy desequilibrada la cuestión (siempre teniendo en cuenta el precio).
      Saludos.

    • Amarna Miller

      ¿Prefieres asumir el riesgo de pillar una ETS a favor de sentir más placer? Lo respeto, pero me parece una afirmación cuanto menos interesante.

    • snedwos

      Zapatilla, ¿se te ha ocurrido buscar la palabra ‘precario’ en algún diccionario? Porque en general, cuando hablamos de precariedad, hablamos precisamente de seguridad.
      Es bastante menos precario chupar con condón que sin.

    • Natalia Ferrari

      Claro, a tu parecer. Hay muchísimos hombres que están de acuerdo contigo y muchísimos otros que no. Existen personas a las que le importa mucho tener una mamada a pelo con una puta y hay otras a las que les importa mucho una garantía de seguridad.

    • Oflador

      Precario como espectáculo de equlibrista a 50cm del suelo, o como actrices porno que nunca hacen anal.

    • Maria Prieto Martin

      Si te la mama a tí a pelo, se la mama a todos, así que piensalo, no te encuentres secuelas desagradables que no esperas encontrar, del tipo “nunca pensé que me sucedería esto a mí “, o eres ya un jugador empedernido de la Ruleta Rusa y te va el auténtico riesgo suicida y homicida de la Inconsciencia Contagiosa.

  • Javi Lopez

    300 euros y tiene los brazos peludos??? xD

    • Fogardo

      Tu comentario si que es peludo, madre mía.

    • Natalia Ferrari

      Ya ves, soy super especial. Voy a subir la tarifa.

    • Cherry Luciano Vecchio

      uy es que es sabido que las putas con brazos peludos tiene dientes en la vagina y si tenés sexo con ellas se te cae el pene! ustedes no entienden nada, este hombre está preocupado de verdad.

    • María Riot

      ¿Y cuál es el problema de tener los brazos “peludos” como el 99,9% de la gente?

    • Fer

      La sensación del bello corporal de una mujer sobre la lengua es fascinante.

    • Usted sí que sabe de placeres sibaritas.

    • Maria Prieto Martin

      No está hecha la miel para la boca del asno y teniendo en cuenta que lo más exctante del sexo es el morbo y el cerebro importa más que la polla, follar contigo sería como echar margaritas a los cerdos; vas sobrado con una muñeca hinchable, que no tiene pelos.

  • Daltonico

    Genial. No me atrae pagar por sexo, pero por si acaso algún día cambio de opinión, me guardo la web en favoritos.

  • María Riot

    Excelente entrevista. Natalia es una persona que todos deberían conocer. ♥

    • Lo mismo se podría decir de usted.

    • María Riot

      ♥♥♥

  • Roro Rora

    Estoy buena… pero soy bruta y no tengo talento… = toca prostituirse…

    • Maria Prieto Martin

      En un mundo ideal, donde el trabajo sexual fuera respetado y reconocido por su papel de importancia social, sería bien considerada y valorada la figura de la prostituta vocacional, que aparte de ser agraciada físicamente, debería reunir otras cualidades que la hicieran una gran prostituta,como empatía, voluntad de servicio, capacidad de dar y recibir cariño, y por supuesto capacidad de dar y sentir placer sexualmente, lo cual le hiciera disfrutar y ejercer en las mejores condiciones su profesión. En ese mundo ideal, de prostitución únicamente vocacional, voluntaria y escogida ejercer la prostitución sería respetado como un auténtico arte y las prostitutas serían respetadas como artistas preciadas y preciosas.

  • John

    Ojear PhotoEscorts o BCNgirls, y veréis escorts de lujo…por la que sí se pueden pagar esas sumas de dinero, con todos mis respetos a ésta señorita

    • Natalia Ferrari

      ¿Qué cosas te validan como una escort de lujo?

    • John

      Es todo subjetivo, no hay nada que te valide como “escort de lujo”. Tampoco digo que no lo seas, pero me recuerdas mucho a alguien y quizás por eso no te veo…y jamás quise faltarte al respeto, me pareces muy bella y sexy

    • Maria Prieto Martin

      No está hecha la miel para la boca del asno y teniendo en cuenta que lo más exctante del sexo es el morbo y el cerebro importa más que la polla, follar contigo sería como echar margaritas a los cerdos; vas sobrado con una muñeca hinchable.

    • John

      No me hagas reír o bueno sí y tienes que follar más que menos no se puede…que fácil es insultar verdad? en fin bye bye

    • Maria Prieto Martin

      Disculpa, no te he insultado, y mi intención no era ofenderte, solo te he dicho dos refranes a modo de comparación. Te pido disculpas si me he expresado mal y decirte que tu si me has hecho reir.

  • pacho_el_borracho

    con lo que cobra he conseguido una mejor, mas bonita y que la mama sin condon.

    • Natalia Ferrari

      Por la mitad de lo que cobro también encuentras putas que están más buenas, la chupan sin condon, hacen sexo anal, te mean en la cara y te bailan la macarena. Hay putas para todos :)

    • pacho_el_borracho

      sabroso

    • Amarna Miller

      olé. xD

    • Fer

      Y la macarena es la parte difícil.

    • deisirae

      ¿No será a caso una prosti de la Merced, en el D.F.; de esas que se cogen a los albañiles?…jajajaja….Solo así te lo creo.

    • pacho_el_borracho

      pues yo solo compro en zonadivas pero si tu le llegas a las sidosas de la merced provecho

    • Maria Prieto Martin

      Si te la mama a tí, se la mama a todos, así que ten cuidado no te encuentres secuelas desagradables que no esperas encontrar, del tipo “nunca pensé que me sucedería esto a mí “, o eres ya un jugador empedernido de la Ruleta Rusa y te va el auténtico riesgo suicida y homicida de la Inconsciencia Contagiosa.

  • Fer

    Si pagara por sexo, con gusto la contrataría. Sin embargo, espero sus videos porno con ansias pero la pregunta es, sí hace anal?

  • Natalia Ferrari

    ¿Qué es ser prostituta?

    • Maria Prieto Martin

      En un mundo ideal, donde el trabajo sexual fuera respetado y reconocido por su papel de importancia social, sería bien considerada y valorada la figura de la prostituta vocacional, que aparte de ser agraciada físicamente, debería reunir otras cualidades que la hicieran una gran prostituta,como empatía, voluntad de servicio, capacidad de dar y recibir cariño, y por supuesto capacidad de dar y sentir placer sexualmente, lo cual le hiciera disfrutar y ejercer en las mejores condiciones su profesión. En ese mundo ideal, de prostitución únicamente vocacional, voluntaria y escogida ejercer la prostitución sería respetado como un auténtico arte y las prostitutas serían respetadas como artistas preciadas y preciosas.

  • Natalia Ferrari

    Si te fijas, en la entrevista te nombre dos ongs en España: Aprosex y Prostitutas Indignadas. Aquí tienes dos más: Hetaira y Genera Derechos. Todas esas están llenas de prostitutas en el estado que tienen una visión muy similar a lo que estoy contando aquí.

    Es habitual que la gente hable del famoso 99% de prostitutas que viven en circunstancias horribles y que esas sí son las historias representativas. Pero la realidad es que no hay organismos oficiales que avalen esas cifras. Lo que sí hay es cada vez más putas que dan la cara porque estamos cansadas de que se invalide nuestras realidad. No niego que exista lo que tu estás comentado, desde luego que no, pero no es intrínseco de la profesión.

    Parece que la sociedad cree que la puta de verdad es la que llora en posición fetal luego de cada cliente porque esa es la idea que tienen de como es este trabajo.

    • Z

      Hombre, Natalia… no hace falta que lo avale ningún organismo. Todos tenemos ojos en la cara para ver esa realidad de la prostitución, nos la encontramos en las calles de cualquier ciudad todos los días. La que no se ve normalmente es la otra realidad, la tuya.

      De todos modos no pretendo, ni mucho menos, invalidar tu realidad. No podría además. Lo que trataba de decir es que cuando se habla de regularizar la prostitución y demás, tu caso “no cuenta”. Porque tu realidad y la de la prostitución a la que se refieren las campañas como esta última que estamos viendo ahora no tienen nada que ver. Tú no necesitas que se regularice nada porque puedes perfectamente estar dada de alta en decenas de epígrafes como autónoma, otra cosa es que prefirieses figurar como prostituta. Pero aún en ese caso tampoco cambiaría nada de la otra realidad. Si mañana se regularizase la prostitución y x miles de las personas que la ejercen pasasen a una situación laboral “legal”, pasado mañana habría 4 o 5 o 50x miles de personas que seguirían siendo “ilegales”.

      Porque, y en eso estoy en radical desacuerdo contigo, sí es intrínseco a la profesión. No debería serlo, pero en este momento y en este lugar sí lo es.

  • Melvin Eugene Chiquilin Myers

    linda entrevista, linda ella. ojalá haga porno, tiene cara de picarona

    • Natalia Ferrari

      Muchas gracias Melvin, todo apunta que en Octubre hago mi primera escena :)

  • Geoquake

    Muy interesante y entretenido(de leer)

  • Sandman

    En gustos se rompen géneros, la experiencia que ofrece la señorita le apuesta a lo romántico, sexy y relajado, habrá otros que prefieran mas cerdería y modelos rusas perfectas, yo con gusto pagaría los 250 euros si los tuviera y viviera en Barcelona :´(

    • Natalia Ferrari

      :)
      Gracias por tu comentario.

  • Amarna Miller

    Claro, porque si disfruta ya no es trabajadora sexual, ¿no? Las putas tienen que pasarlo mal. Anda que menudos conceptos tenéis de la sexualidad, chatis…

    • Fer

      En cualquier ámbito lo ideal es que una persona difrute su trabajo, pero se vale pasarlo mal de vez en cuando, como cubrir a alguien en el trabajo, quedarse hasta tarde para terminar un pendiente, ser esclavo del jefe para sacar unos billetes extra para las vacaciones, hacer un anal para los fans. No es mi intención ofenderla, mi hermosa princesa pelirroja del porno.

    • snedwos

      Cuando eres empleado, y has firmado un contrato, sí. Si trabajas por cuenta propia, es decisión tuya.

  • Amarna Miller

    Comparando la prostitución con el genocidio. ¡Perfecto!

  • Amarna Miller

    Se me llena el corazón de alegría leyendo a Natalia por aquí :-) Hacen falta más chicas que salgan dando la cara a favor del trabajo sexual.

    Lo he puesto ya por todas partes pero lo repito: tienes todo mi apoyo y mi respeto. Y felicidades por la entrevista <3

    • Natalia Ferrari

      Muchas gracias Amarna <3
      Es todo un honor para mi tener tu apoyo. Espero poder coincidir contigo prontito.

    • 1guy1wisdom

      La validez de una idea o acción no está en función de su amplia aceptación ni de su vasta detracción, sino de su grado de obediencia a las leyes de la lógica. ¡Sí, soy Putero y os amo Putas!

  • juls

    Excelente entrevista .

  • Goldstein

    Muy interesante la entrevista, realmente sirve para sacarse de la cabeza un montón de cucarachas que esta asquerosa sociedad nos ha transmitido desde que nacemos. Sin embargo tengo un cuestionamiento de tipo numérico: Natalia se considera “mileurista”, y sin embargo lo mínimo que cobra (según el entrevistador) es €250. ¿Quiere decir entonces que trabaja apenas cuatro veces por mes?

    • Natalia Ferrari

      Depende el mes :)

      Gracias por tu comentarios Goldstein.

  • Albert Ziurex

    Pues lo que ofrece es lo que me daria mi novia. Bonita pero si he de pagar por sexo me gustaria ser mas dominante y tener experiencias que con mi pareja no.

  • Peluco

    Una entrevista muy interesante.
    Está claro que hay opiniones para todos los gustos. Cada uno de los que escribimos una opinión aquí, hablamos desde nuestros prejuicios y experiencias personales.
    Natalia, desde mi punto de vista, demuestras una claridad de principios y de ideas de los que estás muy segura y como es lógico, sabes de lo que hablas.
    Para los que estén interesados en esta materia, la conversación ofrece temas sobre los que se podría hablar y debatir largo y tendido.
    Creo que lo más atractivo que tiene Natalia es su carácter. La entrevista muestra a una chica que puede aportar un enriquecimiento personal, más allá de su físico, a quien tenga la suerte de compartir un tiempo con ella. Pero claro si a eso le sumas una juventud de 23 años, una belleza y sensualidad que no se puede obviar y el hecho de que a cambio de dinero puedes conseguir todo eso y una experiencia carnal, que por lo menos te dejará satisfecho, no parece que lo que cobra a algunos le pueda parecer demasiado.
    Ha sido un placer leerte, Natalia.

    • Natalia Ferrari

      Me pone muy contenta leer comentarios así Peluco. Muchas gracias por tus palabras.

  • edgar leon

    Justo lo que necesita la sociedad¡ Putas y mas putas¡

    Pagarle 350 euros a una puta para que se deje hacer lo que quiera y como ella quiera? para eso sigo fornicando con mi novia -que es mas bonita que esta puta de mierda-

    Tanto blablabla y esta fea de Natalia solo es una perdedora que a falta de neuronas solo abre las piernas por dinero, en épocas pasadas te esperaría la hoguera :D

    P.D: Afeitate los brazos.
    P.D2: Armana has una anal, no anal no game.

    • Natalia Ferrari

      Oh aquellas épocas en donde quemaban a mujeres que se salían de la normativa! Esos sí que eran buenos tiempos… Ya no hay respeto.

    • edgar leon

      Claro¡ la basura debe ser quemada o por lo menos en eso creo yo :3 #porunmundosinescorias

    • Ro Cu

      ¿Tienes novia? Lo que liberaría a esa mujer es dejar la estupidez y convertirse en puta. Mientras, que Dios la guarde y la preserve.

    • Maria Prieto Martin

      Abundan los “Supramachus” que solamente interaccionan con las “Subféminas”. Necesitan reafirmarse constantemente porque sino su frágil autoestima y hombría se hace pupa. Para ello necesitan una “subfémina”, (tonta o que se lo haga), que les de siempre la razón, aún cuando las circunstancias y argumentos demuestren lo contrario y sepan que no la tienen. También están los “Protectomachos”,variante del Supramachus, pero de la misma familia. (Si yo soy un “protectomacho” y tu no eres una “femivíctima”, entonces eres una “feminazi”, (o una puta). Protectomacho: yo decido y pienso por los dos. Femivíctima: tu existencia sin mi, (u otro protectomacho), carece de sentido. Mis apetencias, anhelos, frustraciones, y traumas son tu responsabilidad, y tu felicidad es secundaria a la mía que depende de mi satisfacción o insatisfacción general.¡Ah! Y a cambio yo te ahorro tomar decisiones equivocadas, te doy una posición respetable, y velo por tu seguridad e integridad.

  • Bernardo Bertolucci

    Mientras no atiendas de mala gana, todo ok, se paga por un servicio, no solo por el cuerpo y eso es algo que muchas prostis no entienden.

  • snedwos

    Sí, es un TRABAJO. En el caso de Natalia, lo que no es, es un EMPLEO. No tiene un jefe al que rendir cuentas. Es trabajadora autónoma (me imagino que dada de alta, cobrando IVA, etc etc etc) y ella sabrá si puede permitirse rechazar un contrato o no.

    Y eso de que nunca tenga que hacer cosas que no le gustan, no es verdad. Perder el tiempo y el dinero con un cliente que haya tenido que rechazar, no creo que guste mucho, la verdad.

    • pichulin

      Seguramente que si que paga las cuotas de autónomos..

      Perder el tiempo y el dinero con un cliente que haya tenido que rechazar? QUE HAYA TENIDO QUE RECHAZAR!!!??? Chaval… tu no te enteras

      En la prostitución tu ofreces un servicio, que es el SEXO. Si te gusta el cliente, como si no, es TU TRABAJO.
      Es como si una empresa de limpieza rechazase un servicio porque es en un sitio sucio o que una empresa de seguridad hiciera lo mismo porque es en un lugar inseguro.

      Y no estoy hablando de un cliente que le resulte sospechoso a tenor de que la vaya a atacar y tal. El gusto personal, en el trabajo, te lo dejas en casa… o no cobras. Y quien haya trabajado de autónomo sabe bien de lo que hablo. Tu no, desde luego.

      Y la señorita esta tampoco, claro. Que no estoy en contra de ella, me parece bien que le saque el dinero a cuantos ricachos pueda (que se jodan si son tan tontos de picar), pero que no diga que se dedica a la prostitución, ni haga bandera de ello, porque ni es trabajadora ni es prostituta.

      Ale, a cascala.

    • Mushilove

      No estoy de acuerdo con tu concepción del trabajo ni con el ejemplo que dás para decidir qué es trabajo y qué no. Uno puede ser autonomo y perfectamente rechazar trabajos por todo tipo de motivos. Por ejemplo, uno puede ser traductor, y no aceptar dar su servicio de traducción porque no le gustan los plazos que le dan para traducir una obra, o el precio por palabra, o el contenido de la obra, el autor, o lo que sea. Uno puede ser proveedor de alimentos, y no ofrecer sus servicios a determinadas empresas por los plazos de pago (bien en sabido por ejemplo que los plazos de Carrefour a sus proveedores es de, como mínimo, 6 meses, algo inasumible para muchas pequeñas y medianas empresas), o porque sabe que Juanito o Menganito siempre se retrasa con los pagos.

      El que uno sea autonomo, no quiere decir que tengas que ofrecer tus servicios a todo el mundo. Puedes escoger, aunque por supuesto, el grado de libertad dependerá de a lo que te dediques. En el caso de esta chica, tal como lo tiene montado, tiene mucha libertad para escoger las condiciones en las que ofrece sus servicios y cuándo los ofrece. Bien por ella. Yo, aun así, no sería capaz de dedicarme al oficio de Natalia

      Un saludo.

    • Amarna Miller

      Que conceptos tan chungos tenéis de lo que tiene que ser un trabajo…

    • Natalia Ferrari

      Noto un tono bastante hostil e incluso insultas a mis clientes cuando no tienes ni idea de quienes son. Me parece bastante fuera de lugar las formas en tu comentario. A tí nadie te está faltando el respeto.

      Creo que no has entendido del todo a lo que me refiero con disfrutar de mi trabajo y con cada cliente. Honestamente, hay clientes a los que les tengo muchísimo aprecio y otros que me son indiferentes (que me sean indiferentes y disfrute con ellos es completamente compatible). Esto es así para cualquier puta. Luego están aquellas que además de tener esas dos categorías tienen clientes que les resultan verdaderamente desagradables. Por qué algunas aceptan esos clientes y otras no? Por la misma razón que alguien acepta trabajar más horas de las que le gustaría o sueldos que no parecen justos… necesidades económicas.

      Yo no tengo necesidad a día de hoy de aceptar malas condiciones en mi trabajo igual que muchísimas otras putas. Hay personas que tenemos un estilo de vida y una identidad que nos permita crear un tipo de trabajo que no nos hace daño física o psicológicamente y del que disfrutamos. Hay otros que no. Yo misma estuve muchos años en un trabajo de mierda, era otro momento de mi vida. Pero eso no me hace más o menos puta que otras.

      De verdad analizad la idea que tenéis sobre el trabajo. No es normal ser un desgraciado con tu empleo.

    • Maria Prieto Martin

      Si yo soy un “protectomacho” y tu no eres una “femivíctima”, entonces eres una “feminazi” (o una puta). Protectomacho: yo decido y pienso por los dos. Femivíctima: tu existencia sin mi, (u otro protectomacho), carece de sentido. Mis apetencias, anhelos, frustraciones, y traumas son tu responsabilidad, y tu felicidad es secundaria a la mía que depende de mi satisfacción o insatisfacción general.¡Ah! Y a cambio yo te ahorro tomar decisiones equivocadas, te doy una posición respetable, y velo por tu seguridad e integridad.

  • snedwos

    Pues si esas son las condiciones que pone, y la productora las acepta, seguro que sí.

    De todas formas, en un rodaje porno tienes bastantes más garantías: pruebas de ETS por parte de todos. Condiciones, como comprenderás, mucho menos ‘precarias’.

  • Ro Cu

    Eso de que el entrevistador (por no decir periodista) tiene ganas de un revolcón y finalmente no sucede, no creo que fuera por el estado de su economía sino porque varias preguntas y suposiciones alejan a cualquiera. No obstante, entrevista que suma más que resta. Felicitaciones.

  • F13

    Felicidades @orgasmatrix:disqus por esta entrevista y a @nataliaferraridiaz:disqus por tomar la vida en sus manos y naturalizar algo tan común como el sexo.

  • Amarna Miller

    En el porno tenemos hechas las pruebas de ETS.

  • Natalia Ferrari

    Desde luego haré el tipo de porno que a mi me parezca apetecible Mis preferencias pueden cambiar igual que cambian mis opiniones. Existe más porno de aquel que retrata relaciones heterosexuales centradas en el falo. No tengo ningún interés en hacer mucho dinero ni “triunfar” en la industria pornográfica por lo que haré solo el porno que se adapte a mis condiciones. Como si es solo una escena, pero será una con lo que yo disfrute.

  • Natalia Ferrari

    Tienes toda la razón. No veas lo mal que me va el negocio. Voy a depilarme los brazos, el bigote y entrecejo ahora mismo.

  • Chris

    También comento muy tarde porque leí hoy mismo la entrevista. Sobre lo que es cara no estoy de acuerdo, evidentemente si tiene esa tarifa es porque alguien la paga, si no hubiera quien cree que vale eso no tendría clientes y tendría que bajarla, pura oferta y demanda. Sus clientes serán puteros pero dudo que sean tontos: si hubiera otras chicas que ofrecieran lo mismo por la tercera o cuarta parte de su tarifa no tendría clientes porque se irían con la más económica, así que si está trabajando con éxito tiene que ser porque sus clientes han decidido que vale más que otras profesionales y están dispuestos a pagar esa diferencia.

  • Maria Prieto Martin

    Abundan los “Supramachus” que solamente interaccionan con las “Subféminas”. Necesitan reafirmarse constantemente porque sino su frágil autoestima y hombría se hace pupa. Para ello necesitan una “subfémina”, (tonta o que se lo haga), que les de siempre la razón, aún cuando las circunstancias y argumentos demuestren lo contrario y sepan que no la tienen.

  • Maria Prieto Martin

    No está hecha la miel para la boca del asno y teniendo en cuenta que lo más exctante del sexo es el morbo y el cerebro importa más que la polla, follar contigo sería como echar margaritas a los cerdos; vas sobrado con una muñeca hinchable.

  • Maria Prieto Martin

    Vivimos una época donde…Hasta los cretinos como tú hacen ostentación de su falta de lucidez en sus razonamientos, y de la necedad de sus argumentos, al pretender engatusar con un supuesto e incoherente discurso confuso; en el que no faltan ni el típico nombre inicial del intelectual, ni la intragable burrada final. Bravo, chavalote, te has lucido.

  • Maria Prieto Martin

    Felicitaciones por la entrevista. Yo creo que lo que de verdad ofende a los machistas asquerosos que critican a Natalia no son los motivos que exponen; que si es fea, o no lo suficientemente bonita, que si no hace tal… Pienso que lo que de verdad molesta de Natalia es su auténtica “Libertad”, (con mayúsculas), que transmite. La no dependencia de nada ni de nadie, e incluso de creencias. Y eso chirría a la mayoría de los multidependientes e intransigentes mortales. Una auténtica Puta Libre es un pecado imperdonable más por Libre que por Puta. Es mi humilde opinión.

  • Maria Prieto Martin

    Lo que de verdad os jode es que se salga de los cánones y esterotipos, porque eso raya vuestra mermada estima y hombría, además de suponer una posible amenaza si crea moda y otras la toman como modelo y ejemplo, como ya está sucediendo.