Aletta Ocean no se va a ningún sitio

Es probable que unos de los comebacks (que tiene que ver con volver al trabajo tras un período de inactividad, no sobre correrse en la espalda de nadie, marranos) más esperados del año que acaba de empezar sea el de Aletta Ocean. Y es que la húngara de plástico viene con hambre de polla tras haberse abstenido del sexo mientras se trataba la sífilis (que sí, se cura), y así lo viene demostrando con un pico de trabajo considerable: cinco escenas en tres semanas, poca broma. Hoy, en un anal interracial con Rico Strong.

Comentarios

Relacionado

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.