August Ames

Mejor actriz porno 2014

Dice August que entró en el porno porque, textualmente, se aburría. Era pluriempleada como camarera y dependiente en un salón de bronceado, hasta que un día de repente le picó el gusanito del porno y decidió que con su cuerpazo natural, su belleza y su simpatía tenía opciones en el negocio. Dejó Canadá para empezar desde cero en la meca del porno americano y fue llegar a California y besar el santo: las productoras se la rifaban y en primavera de 2014 ya era de las promesas con más proyección del porno.

La impulsividad que le llevó a debutar, eso sí, no se ha trasladado a su forma de trabajar: August es de esas pornstar que conocen su condición de ser fascinante y deja que su sensualidad, su mirada y sus pechos perfectos hagan todo el trabajo. Siempre sonriente, siempre cómplice.