La madre de Leigh Ledare

Fogardo

Por 22

No nos parecería nada transgresor el trabajo fotográfico de Leigh Ledare retratando con erótico resultado a la madura Tina Peterson si no fuese porque la desinhibida modelo es su propia madre. Todo empezó cuando, después de un año sin verla, el artista visitó a su progenitora en su casa de Seattle y esta le abrió la puerta completamente desnuda. A sus 59 años, esta stripper y bailarina parecía estar intentando afirmarse y resistirse al paso del tiempo proyectando de forma ostensible su sexualidad y su femineidad, llegando incluso a salir con chicos jóvenes y someterse a sesiones fotográficas bastante explícitas que llevaba a cabo el propio Leigh.

El proyecto, controvertido por definición, trata de plasmar la evidente tensión sexual entre madre e hijo usando la cámara y el acto fotográfico como objeto distanciador necesario y única línea que les separa de la consumación incestuosa. Colateralmente, asegura Leigh Ledare, fotografiar a su madre desnuda y en actitud sexual durante siete años ha servido como catalizador para poner a prueba una relación entre ambos que ha salido fortalecida, y sobre todo para hacer al mundo cuestionarse sobre esta barrera puramente cultural que existe entre padres e hijos, donde ambas partes se niegan a admitir con naturalidad la naturaleza sexual del otro.

Comentarios