Wild_kittycat, el anime humano

Juraría que la última vez que usé la expresión «anime humano» fue para referirme a Lucie Wilde, una irrepetible veinteañera rusa que trabajó brevemente en el porno europeo y que presentaba una combinación demoledora de cuerpecito esbelto, tetas naturales descomunales, y una expresión inocente que parecía realmente salida de una cinta hentai. La webcamer de hoy, wild_kittycat, no tiene ese gesto tan anodino y su cara expresa cierta maldad morbosa perfectamente acorde con su belleza, pero donde no falla es en la desproporción maravillosa de sus pechos naturales respecto a su constitución esbelta. Es uno de esos casos en los que la webcam no necesita trabajarse mucho a la audiencia porque sus encantos físicos llevan todo el peso de la sesión.

Lo sentimos, este video ha sido eliminado

Comentarios

Relacionado

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.