El apretón de manos que acabó en sexo anal

Nunca un apretón de manos había servido de bisagra entre los juegos sexuales preliminares y el meteysaca como con el protagonizado por Valentina Nappi y ese negrazo que atiende al nombre de Pressure. Y es que antes del saludo cortés, nuestra heroína ha estado sobándose el coño con ahínco, tanto que la mano le queda totalmente impregnada de zumo de vida… Tras el apretón cordial el entrenador olisquea su mano y las feromonas hacen su labor, esto es, permitir que en menos de cinco minutos el hombretón esté bombeando lo más negro de nuestra italiana favorita. Alguien me comenta en un correo el título que deberíamos darle al asunto: «Del apretón de manos al apretón de ano». Yo me he permitido una licencia dejándolo en «El apretón de manos que acabó en anal».

Este post ha sido publicado por Fogardo. Ahora tú también puedes compartir con la comunidad de Orgasmatrix tus propias noticias, reseñas, o cualquier hallazgo pornográfico que consideres interesante.

Comentarios

Relacionado