Un viscoso final feliz con Samantha Rone

Samantha Rone es de esas pornstars que le deben gran parte de su éxito a su rostro. Es un fenómeno nada habitual en una industria donde siempre se valora antes el cuerpo (normalmente una parte en concreto, y no es difícil adivinar cuál) o la actitud comprometida y febril en los rodajes, pero la belleza de la cara suele significar solamente una plusvalía y poco más. En el caso de Samantha hay algo especial, una ternura y una cercanía enmarcada en una melena dorada y unos ojos azules que hacen que una escena genérica para Nuru Massage se convierta en algo especial.

Comentarios

Relacionado

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.