Un lésbico salival con Veruca y Skin Diamond

Acostumbrados al máximo exponente de la perfección lésbica encarnado en la dios Malena Morgan, a veces con sus escenas apasionadas peor al mismo tiempo inmaculadas perdemos un poco la perspectiva y nos olvidamos de que el sexo entre damas también puede ser marrano, desquiciado y muy baboso. De hecho, decía Woody Allen que el sexo solo es sucio cuando se hace bien. Así que hoy vamos a disfrutar de una demostración fehaciente y tórrida de que el cineasta judío tenía razón esta vez. En la vertiente más explícita de KissMe Girl, la pseudogótica Veruca James y la deliciosamente chocolateada Skin Diamond se comían todo lo comible con una fruición desesperada, casi nerviosa.

Comentarios

Relacionado

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.