Muere Albert Hofmann, descubridor del LSD

Fogardo

Por 63

El creador del LSD falleció ayer a los 102 años de edad en su casa de Basilea, y en Orgasmatrix no podíamos dejar de homenajear a un hombre que nos ha hecho pasar por los momentos más histéricos e hilarantes de nuestras vidas. Pero antes de ver la galería de los cartoncitos de la risa, hagamos un poco de historia recordando a este gran hombre de ciencia.

En 1938 Albert Hofmann se encontraba estudiando en Basilea (Suiza) los posibles usos médicos de un hongo que se halla en el trigo y otros cereales, cuando sintetizó la droga. Pero no fue sino hasta abril de 1943, cuando Hofmann descubrió las propiedades psicodélicas del LSD, luego de que accidentalmente una gota del potente compuesto cristalino le cayó en el brazo. Hofmann describió su viaje de vuelta a casa como sentirse bajo la impresión de que todo se hubiera detenido, pese a ir a gran velocidad en su bicicleta. “Todo lo que veía a mi alrededor estaba distorsionado, como si estuviera encerrado dentro de un espejo”…

Yo nunca llegué a tener la impresión de que todo se hubiera detenido, tampoco logré ver duendes y figuras mitólogicas que se suponen en estos casos, pero si recuerdo las risas descontroladas y compulsivas, y el miedo a que no bajara el colocón. Supongo que esto se debe a que los tripis de mi época moza, contenían un porcentaje ridículo de LSD y muchas veces llevaban más estricnina y tinta que cartón. Dicho esto, es momento de recordar a esos nietos bastardos de lo que en su día Albert Hofmann descubrió y que nosotros conocimos con la forma de Bart Simpson, Panoramix, bicicleta, buda gigante, Snoopy, Gorbachov…

SIMPSON
El típico ácido urbano, ideal para ponerse a tono e irse de fiesta por la ciudad y descantillar en los bares. “Comes techo” como te vayas pronto a la cama.

BICICLETA
El clásico de toda la vida y de los pocos que hacen referencia a Albert Hofmann, cuando éste tomó deliberadamente una dosis de 250 miligramos de LSD y experimentó el primer viaje montado en bicicleta. De los mejores colocones, y siempre responde a las expectativas. Con un cuartito te hartas de reír sin necesidad del chiste fácil.

GATO LOCO
Parecidos a los Simpson, pero mejores y no aptos para no iniciados, ya que te vuelven malicioso y de lengua suelta y vacilona. Estos gatitos de cartón son ideales para ganarte unas hostias a la primera de cambio.

CHÉ GUEVARA
Decían que contenían 250 miligramos y seguramente fuera cierto. El careto del Ché en un fondo rojo de 4 cartoncitos fue de lo mejorcito que circuló a finales de los 80.

PANORAMIX
Habían dos tipos de Panoramix. Uno con cara de loco y otro de pérfil preparando su pócima mágica. La leyenda decía que contenía 200 miligramos, pero en realidad eran más flojos y más maliciosos que los que circularon por los Estados Unidos. También eran conocidos como el tripi cambiante; a veces te daba por reir y otras por llorar.

OTROS CLÁSICOS

Relacionado

Comentarios