Tributo musical a las webcamers

Pinjed

Por 16

En su infinita sabiduría sexual Richardson Magazine demuestra una vez más no tener prejuicios de ningún tipo y que ama por igual a los más pedantes artistas eróticos como a las jovenzuelas traviesas y ávidas de deseo que protagonizan este simpático montaje. Las webcamers llevan ya muchos años convertidas en un nuevo género del porno en sí mismo, y dentro de unas décadas podremos elegir entre un archivo público con varias generaciones de guarrillas improvisando stripteases frente a su ordenador. Más de un joven del futuro descubrirá que su madre o su profesora no eran tan modositas en sus años mozos. Por todas ellas, un brindis digital y que no pare la fiesta.

Lo sentimos, este video ha sido eliminado

Relacionado

Comentarios