Tnaflix

Con la honestidad y el sentido del humor por delante, Tnaflix ha tenido eslóganes bajo el logotipo mismo de su cabecera con frases como la actual “solo tetas y culos” que no dejan lugar a dudas, ambigüedades ni sutilezas: esta gente va a lo que va y, sobre todo, saben perfectamente a lo que uno va cuando les hace una visita. Estamos hablando, por cierto, de los mismos tíos que levantaron ImageFAP, uno de los sitios de alojamiento de imágenes porno con los que la humanidad entera debería estar en deuda, así que aunque Tnaflix.com no sea exactamente su equivalente en vídeo, sí que se merece el crédito heredado.

Ya metidos en materia, Tnaflex no posee quizá el mayor cargamento de porno que haya visto el hombre, pero sí se le agradece cierto esfuerzo en dotar de protagonismo al material. Los vídeos gratis de Tnaflix gozan de una vista previa mucho mayor que en otras parrillas de la competencia, y el contenido está distribuido tanto en categorías (tan abundantes como para dividirlas a su vez en un alfabeto) como en canales, dándonos la posibilidad de elegir entre porno tube Tnaflix heterosexual, gay y transexual. Las visitas desde el teléfono móvil o la tablet, algo que a menudo se convierte en un imperdonable dolor de cabeza para los pornófilos, son en Naflix una experiencia cómoda y rápida gracias no solo a su diseño respetuoso con los nuevo estándares de acomodo al ancho de pantalla, sino también a la inmediatez muy agradecida de su reproductor, que nos sumerge en el porno sin esperas ni atascos. El pornotube gratis Tnaflix no será nunca el rey del cotarro del porno sin coste, pero es una plataforma estupenda y construida con cierto cariño.