Aleska Diamond: de porno y tendondes flexibles

Haber sido bailarina de balet clásico profesional en principio no parece una experiencia muy útil en mercados laborales alejados de la danza y la expresión artística, y en el porno más bien puede producir un efecto negativo si la pornstar en cuestión reflexiona sobre dónde estuvo y dónde está ahora. Pero Aleska Diamond es una mujer especial: no solo rezuma dignidad y elegancia en cada escena, sino que ha sabido incorporar su pasado a su trabajo actual, demostrando que el balet y el porno pueden tener un punto en común. Más o menos.

Comentarios

Relacionado

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.