Tatuadas y hambrientas de sexo

Fogardo

Por 0

En Internet uno ya no sabe ni con que se tropezará en la siguiente página que visita. Pulsas un recóndito link de un weblog nigeriano (por decir algo) y te encuentras con esto. Por suerte, esto no es como pisar una mierda en la calle y puedes quitarte el mal sabor de boca con algo apetitoso y de buen ver. Por ejemplo, con las dos jamonas hambrientas de sexo que siguen estas lineas.

Relacionado

Comentarios