Tati Neves, la puta que se folló a Justin Bieber

Fogardo

Por 10

Hace poco se lió bastante gorda después de que TMZ publicara un vídeo en el que una prostituta brasileña, Tati Neves, grababa a Justin Bieber durmiendo en lo que parecía la mañana siguiente a una noche movidita. Obviamente el cantante se afanó a asegurar que aquello fue después de una fiesta con medio centenar de personas y que él se quedó dormido en el sofá, sin más, pero nosotros preferimos pensar que el joven ídolo de las quinceañeras fue cabalgado con brutalidad por una jinete experta que además coqueteó con el porno.

Por cierto, dice Tati que no le cobró. Aunque el vídeo lo ha vendido por 50.000 dólares…

El vídeo

La puta

tatiev-01

tatiev-02

tatiev-03

El putiferio

Relacionado

Comentarios

  • fer

    Cambien a la chica por un negro gay y cocainómano y sí creeremos lo del encuentro sexual.

  • Luciano

    diooos si parece un travelo! y que pesada con los morritos!

  • Capoeirad

    Solo falta que Raul sea fan de justin

    • Raúlesputísimo

      …siempre y cuando a Justin Bieber le sobresalgan tres prepucios, dos escrotos y cuatro epidídimos por encima del micrórfono.

      Saludos afectuosos con tres manos por encima del cremáster a Raulín el ‘midevergas’.

  • AAZB

    Hey! Que ha pasado con el video de la putilla?

  • Arthur Arias

    Para ser trans, si se esconde bien el paquete XD. Ese Justin no tiene llenadera.

  • tapete

    este es el verdadero video de justin

    http://www.youtube.com/watch?v=c7r4BhxxXYQ

  • Rick

    Este man se llevo al hotel a varias putas el primer día que estuvo en Panamá. Al parecer es normal en él esta vaina, no me extrañó cuando leí esta noticia.

  • Rick

    Este man se llevo al hotel a varias putas el primer día que estuvo en Panamá. Al parecer es normal en él esta vaina, no me extrañó cuando leí esta noticia.

  • katherinne

    Ya basta no hablen así, es un muchacho de 19 años que esperan?? por favor dejenlo en paz que ya bastante tiene con aguartar a los haters, que aguatar porneros