Tafefilia: dos extremos de un fetiche

Pinjed

Por 5

A nadie le sorprende ya cualquier tipo de parafilia. Hemos visto a gente de todo haciendo lo inimaginable y sacando placer sexual de ello, pero eso no quiere decir que no impacte verlos. Hoy juguetearemos con la idea de la tafefilia, la parafilia de ser enterrados, pero lo haremos desde nuestra visión pornográfica. Dos escuetos fragmentos: el primero de Dans la chaleur de St-Tropez, de 1982, con Cathy Ménard enterrada hasta el cuello manteniendo sexo oral; y el otro, más extremo y para la película The Dig de Kinky, en el que Rain Degrey aparece con la cabeza bajo tierra, respirando por un tubo de plástico mientras es sometida a un leve jugueteo masturbatorio.

Relacionado

Comentarios