Sploshing, el fetiche de embadurnarse con sustancias húmedas

Como sploshing se conoce aquel fetiche sexual en el cual una persona se excita cuando se le aplican cantidades ingentes de alguna sustancia sobre la piel desnuda, esto es, la atracción por las sensaciones táctiles de sustancias húmedas contra su piel: leche, crema, huevos crudos, espuma de afeitar, pintura, helado, aceite, barro, chocolate, zumo de fruta, cerveza, natillas, ketchup, mantequilla o, como sigue en el vídeo dirigido por Matthew Hoult y con título Splooshing, un buen pastel. Por cierto, la parafilia en cuestión en inglés recibe el acrónimo WAM (Wet and messy fetish), lo que traducido líbremente en español sería algo así como el fetiche húmedo y farragoso.

Comentarios

Relacionado