Sin piedad para Alli Rae

Pinjed

Por 15

Hoy extremos contenido de una apuesta joven a la par que arriesgada: BrutalX no es una productora de escenas BDSM o de fetichismos variados con mazmorras y cadenas, sino que ofrece vídeos de esos que incomodan a muchos y ofenden a quienes tienen tendencia a creerse a pies juntillas cualquier cosa que suceda en su pantalla. Es el mismo tipo de porno que obligó a Brazzers a cerrar Pornstar Punishment, quizá no tanto por lo que se ve como por el tipo de cultura que prolongan: polvos agresivos, a veces violentos, bordeando la violación simulada pero siempre con un claro componente de juego de rol y de tensión sexual a medio resolver. Y para muestra, una escena de Alli Rae.

Relacionado

Comentarios