Sheena Rose y el morbo como ariete

Entró en la industria del porno dejándose reventar el culo alegremente, y daba la sensación de que su trayectoria iba a ir en esa dirección, pero ha pasado más de un año y no ha hemos vuelto a ver por la portada de Orgasmatrix. Hoy regresamos a Sheena Rose, ya sin la esperanza de que un culo hambriento eclipse cualquier defecto, carencia o imperfección, y nos fijamos en ella como lo que sí pretende ser: una mujer alejada de cualquier canon de belleza convencional que se sirve de su morboso look inundado de tinta y de su actitud descarada para abrirse hueco donde le dejen.

Comentarios

Relacionado

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.