Sexo y rápel: follando desde las alturas

Chuck

Por 21

Adivino que para quienes practican rápel sólo el sexo supera al placer de permanecer sostenido por una cuerda y mirar al mundo desde las alturas. Echar un polvo mientras uno pende de un hilo es el no va más para los amantes del deporte de riesgo. Debe ser formidable. Pero el que escribe ni que me cuelguen con la rumana. Nada como una cama bien firme. Vía Fleshbot.

Relacionado

Comentarios