El sexyfonista te hace el amor sin que lo sepas

Un disfraz tan sugerente como unas gafas de sol, un bigote, un mullet y unas mallas de vinilo. Un clásico de la música bajabragas como Careless Whisper de George Michael/Wham. Un amigo que lo grabe todo. Un morro increíble. Esos son los únicos ingredientes necesarios para crear una gloriosa pieza del humor como la que sigue a estas líneas. Lástima, eso sí, que las reacciones de la gente (normalmente llamando a seguridad) confirmen algo que llevamos sospechando desde hace algún tiempo: la realidad es una mierda.

Comentarios

Relacionado

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.