Riley Reid no pierde el drive

Ni las súplicas de los fans, ni las propuestas de las grandes productoras de Miami, Los Angeles y Las Vegas, ni siquiera el consejo de su agente Mark Spiegler (un Rey Midas que convierte en estrellas a todas sus representadas, a pesar sus pintas de viejo verde), ni nadie ha convencido todavía a Riley Reid para que se deje explorar vías alternativas en lo que corresponder a sus cavidades y orificios. Y lo cierto es que no sabemos si algún día pasará por el aro, pero a juzgar por su éxito diría que tampoco le hace falta.

Comentarios

Relacionado

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.