Regreso a Magaluf

Pinjed

Por 5

El verano pasado la localidad mallorquina de Magaluf recibió mucha atención de los medios cuando empezaron a hacerse públicos algunos vídeos de lo que acontecía en aquellas fiestas locas para jóvenes. Lo que más escandalizó a la opinión pública no fue que muchos bordearan el coma etílico o que perdiesen las formas desde el minuto uno, sino aquellos juegos erótico-festivos en los que una chica debía mamar varias pollas en un minuto para conseguir bebidas gratis. Desde entonces parece que aquella práctica se ha prohibido en los locales, pero hay algo que difícilmente podrán evitar: los polvos callejeros. ¡Y este con buen sonido!

Las mamadas por copas y otros jueguecitos

Relacionado

Comentarios