Recordando el porno de Ashlynn Brooke

Está claro que en a lo largo de los años en el porno siempre surgen hornadas de actrices que marcan lustros y/o décadas. Los 2000 es, desde luego, una de las décadas que más pornstars nos ha dejado para el recuerdo, no solo porque aún se tienen recientes sino por lo que significaron para la industria y para muchos pajeros. Algunas han tenido su carrera con mejor o peor suerte, otras han tenido un tiempo de descanso con su posterior comeback y otras, por desgracia, se retiraron y no quisieron saber más del negocio o simplemente se cansaron. Este es el caso de Ashlynn Brooke.

Ashlynn Brooke fue de esas actrices que desde que debutara en 2006 llegó a los corazones de muchos amantes del porno. ¿Por qué? Solo hay que verla para saber el por qué. Digamos que cumplía el cliché de la vecinita de al lado, la que parece que nunca ha roto un plato en su vida pero que tras esa figura adorable y a su vez tímida se escondía un cuerpo a los que todos nos gustaría tener acceso. Y es que era por eso por lo que siempre destacaba, por tener un cuerpazo y por una cara simplemente hermosa (uno de esos casos de ser tan guapa que parece más una modelo que actriz porno). Destacar también físicamente sus tetas, que junto a su rostro, era lo que más nos llamaba la atención de ella ya que a pesar de ser operadas (en sus escenas se pueden ver las cicatrices) era una de sus bazas más importantes ya que solo hay que ver el inicio de varias de sus escenas y ver cómo se recrean con ellas.

A la hora de trabajar en la industria digamos que no se salía de la norma y es que a parte de las típicas escenas “one on one” con un hombre, también tocó mucho el lésbico, escenas en solitario, hacía algún que otro trío y toqueteaba el foot fetish pero por ejemplo no llegó a hacer anal, gang bangs, etc. A veces (y recalco, a veces) se le recriminaba ser poco entusiasta a la hora de trabajar en la escena. Para mí siempre destacó por ser funcional fuera la escena que fuera, ella siempre cumplía para mí ya que si faltaba entusiasmo, su cuerpazo y sus rostros de placer ayudaban mucho y si ya a eso se le sumaba más ganas y entusiasmo, funcionaría siempre al 100%. No había ninguna técnica que destacara por encima de la otra, ya fuera chuparla o ser follada en la postura que fuera (ella encima frente a la cámara para mí era mi favorita ya que te permitía ver su cara de placer, sus tetas y la penetración) siempre lo hacía bien.

No hay que olvidar que fue una de las 3 actrices que tuvieron aparición en el remake de 2010 de Piraña 3D (junto a Gianna Michaels y Riley Steele). Pero precisamente en 2010 anunciaba que dejaría el porno tras ser madre. A diferencia de muchas otras actrices a las que les perdemos la pista tras retirarse, al menos podemos ver que Ashley ahora tiene un canal de YouTube lo cual resuelve una de las dudas que muchos tenemos cuando se retira una de nuestras favoritas: ¿cómo le va y cómo se ve físicamente a día de hoy? Bueno, pues sigue siendo bastante guapa y parece que las cosas le van bien. Por mi parte no me queda otra que alegrarme por ella si ahora es feliz con esta vida pero no quita que siempre la echaremos de menos por alegrarnos la vista y hacernos disfrutar.

Y por supuesto una cumpilation

Este post ha sido publicado por Mandanga. Ahora tú también puedes compartir con la comunidad de Orgasmatrix tus propias noticias, reseñas, o cualquier hallazgo pornográfico que consideres interesante.

Comentarios

Relacionado

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.