¿Quieres formar parte de nuestra banda?

Cada pandilla tiene sus rituales y sus reglas de funcionamiento. Todo ritual de admisión posibilita el reconocer si el miembro es capaz de cumplir los requerimientos del grupo. Son importantes los requisitos para la lucha: fuerza física, habilidad, rapidez de reacción y estar preparado a no rajarse ante los peligros. La Mara Salvatrucha, por ejemplo, elige unos cuantos compañeros para “calentar” al nuevo miembro durante 13 segundos esperando de él que sepa defenderse. En el caso de las mujeres, el ritual tiene variaciones además de la descrita anteriormente para los hombres. La más conocida consiste en lo que llaman “el trencito”, y que no es otra cosa que forzar a la apirante a participar en una orgía con varios miembros… Alguien ha comentado acertádamente en otro lado: “Si se lo cuentas a un gorila alucina.”

Comentarios

Relacionado

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.