Follamigos

Aunque «amigovio» es el vocablo que ha admitido la RAE como correcto para referirse al amigo con derecho a roce, follamigo es una palabra que se ha extendido más y su uso es mayor. Es este el término que precisamente ha adoptado esta web de citas que está logrando una rápida expansión entre los internautas, con más de cuatro mil usuarios registrados.

En general, su funcionamiento es similar al de otras plataformas de citas, ofreciendo la posibilidad a los usuarios de interactuar entre ellos para disfrutar de encuentros casuales, o bien, para buscar una pareja más estable. Todo en función de lo que se esté buscando.

Una vez dentro del portal, el registro es muy sencillo: primero especificamos si somos un hombre que busca a una mujer, mujer que busca a un hombre, hombre que busca a otro hombre…, y luego incluimos nuestro email, el cual no estará visible en la web. Tras incluir estos datos, seremos redirigidos a otro apartado en el que rellenaremos nuestro perfil para que podamos contactar así con más gente. Una vez hecho esto, nos llegará un email para verificar nuestra cuenta de usuario. Conviene recordar que cuanto más datos añadas a tu perfil, más posibilidades habrá de que otros usuarios se interesen por ti.

A diferencia de otras web de citas, Follamigos cuenta con su propio blog, a través del cual, tanto los visitantes como los usuarios registrados pueden acceder a artículos de temáticas interesantes, así como a consejos y opiniones sobre citas sexuales que pueden servirte de ayuda para romper el hielo en tus primeros encuentros. Además, hay estudios de entrevistas efectuadas por Follamigos en las que hombres y mujeres detallan cómo encontraron pareja en dicho portal.

Entra en Follamigos