Molly Cavalli

A veces la naturaleza nos regala bellezas deslumbrantes a modo de mujeres irresistibles, como es el caso de Molly Cavalli, un portento que la madre naturaleza nos ha obsequiado para cubrir nuestras fantasías sexuales más tórridas. Y es que su cuerpo parece hecho para la práctica sexual constante, sin límites, dejando que los demás se alimenten de sus flujos celestiales hasta alcanzar el nirvana.

Ahora bien, para los que aún no conozcan bien a esta escultural mujer, conviene señalar que, si buscan escenas en las que esta pornostar sea penetrada por algún sujeto, la búsqueda resultará infructuosa, puesto que solo ha rodado escenas calientes con chicas a lo largo de su dilatada trayectoria en el porno.

Molly Cavalli nación en Florida en el año 1981, y comenzó a exhibir su hermoso cuerpo en un sitio web llamado Innocent Eve, donde se le podía ver en solitario o retozando con chicas en escenas de tipo softcore. Unos años después, en el 2005, fichó para la productora Reality Kings, convirtiéndose en su nueva imagen. Su popularidad fue creciendo a medida que compartía rodaje con lo más granado de las actrices porno, como Madelyn Marie, Kagney Linn Carter, Aprill O´Neil, Jana Cova, Yuriza Beltrán o Alexis Texas.

A pesar de que ya contaba con unas tetas prominentes, en el año 2007 pasó por el quirófano para aumentar sus senos un par de tallas más, incrementando, a su vez, su innata voluptuosidad . Es por esa época cuando empezó a aparecer en una especie de reality llamado «Molly´s Life», donde, además de seguir rodando escenas lésbicas con diferentes pibones, contaba su vida a través de sus viajes y sus difuerentes actividades cotidianas.

Con casi un centenar de rodajes X, Molly estuvo nominada a la mejor escena lésbica en los AVN Awards del 2010, pero finalmente el premio fue a parar a manos de Tory Black. En la actualidad, Molly Cavalli sigue adelante con su exitosa carrera como modelo erótica y actriz porno, por lo que algunos de sus admiradores aún tienen la esperanza de verla en acción ante las cámaras con algún hombre.

Leer más