Kimberly Kane

Otra friki que descubrió las bondades de estar sexualmente liberada. Mientras graba entre semana dejándose follar por pollas negras de 25 centímetros en mansiones de Beverly Hills o incluso dirige rodajes y escribe guiones, los fines de semana Kimberly se pone su camiseta de Blind Guardian y sus gafas y se va con algunas compañeras del porno a jugar al Dungeons & Dragons en unas reuniones roleras con más silicona que dados de veinte caras. En lo profesional, esta exrubia es un ejemplo de buen hacer y de cabeza amueblada incluso después de haber entrado en el negocio de la mano de su exnovio, el ecléctico Jack the Zipper (o Joaquín el cremalleras).

Leer más

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.