Kiki Vidis

Kiki está considerada la actriz porno australiana más exitosa de la historia, y lo cierto es que lo suyo parece muy vocacional: entró en el porno con solo 18 añitos después de una brevísima carrera como enfermera y enseguida animó a su hermana Layla y a su madre Mia para que presumiesen de cuerpo en revistas masculinas.

Tras un inicio fulgurante en 2008 rodando para Vivid y recibiendo una nominación a la actriz revelación del año en los AVN, Kiki supo mantenerse en la primera línea del porno y aunque no es ninguna superestrella siempre ha ido apareciendo en las escenas más tórridas y laureadas. En 2010 se retiró pero ha vuelto a ejercer en el porno varias veces entre 2011 y 2013.