Julio Gomez

Ranking 25

Después de trabajar en productoras de segunda, en el año 2017 Julio Gomez irrumpió con fuerza en la elite del porno interracial de la mano de Greg Lansky y los estudios Blacked. Y es que fue presentado como la gran esperanza negra del porno gracias a una herramienta de trabajo de un calibre tan excepcional que, más que un pene, aquello parecía una criatura monstruosa de Lovecraft.

El caso de este actor afroamericano superdotado causó sensación en su momento; hasta Abella Danger quedó impresionada y escribió en su página de Twitter que se moría de ganas de trabajar con él. Aunque ese despegue tan llamativo dentro del porno se convirtió más bien en una anécdota con el paso del tiempo, puesto que, después de participar en algo más de una veintena de producciones durante el 2017 y 2018 (Blacked y Jules Jordan), no se ha vuelto a saber nada más de él, y se desconoce si este morlaco negro zaíno volverá a embestir en los ruedos.

Puede que el caso de Julio Gomez explique lo exigente que es el gremio del porno, en el que, además de estar bien dotado, se deben cumplir una serie de requisitos de salud, horarios, prestancia, constancia y, sobre todo, eficiencia sexual. De hecho, la eficiencia de Julio Gomez quedó varias veces en entredicho, puesto que, con tal verga, no llegaba a la erección completa en muchos de sus rodajes. Y es que, si su longitud es descomunal, su grosor se asemeja al del pie de una farola. Definitivamente, los actores que aguantan en este negocio durante largo tiempo, como Mandingo o Lexington Steele, son verdaderos titanes y deberían de ser tan famosos y ganar tanta pasta como otras figuras del star system, tipo Will Smith o Samuel L. Jackson.

Leer más