Julie Cash

Ranking 316

Esta rubia texana parece cincelada según el canon de belleza de los noventa (rubia platino, voluptuosa, amiga de la ayudita quirúrgica) salvo por un detalle que en aquella década no solía tenerse en cuenta: un culo como una catedral. Lo cierto es que a ese rasgo de su físico Julie Cash le debe su sustento: su llegada al mundo del erotismo y el porno se produjo coincidiendo con la gran eclosión de la fiebre booty, la obsesión transversal y universal con los culos grandes promovida por divas americanas como Kim Kardashian o Nicki Minaj y afianzada con los años en el porno mismo de la mano de starlets como Alexis Texas o Jada Stevens.

Nadie habría dicho en su juventud que Julie acabaría convertida en material de revista masculina: por lo visto creció en un pequeño pueblecito llamado Grand Saline, cerca de Dallas, siendo lo que los anglosajones llaman una “tomboy” y que aquí suele traducirse como “marimacho”. Pasó por la primaria y el instituto como la típica muchacha loca de los deportes, e incluso consiguió una beca deportiva completa para entrar en la University of Texas El Paso gracias a su talento para el softball. Fue en 2010, con 21 añitos, cuando Julie decidió zambullirse en la industria del porno y empezó a rodar con gran éxito. Las escenas interraciales con actores negros eran su principal especialidad, aunque rodó en un amplio espectro de registros con productoras como Mofos, Bangbros y Reality Kings, donde acumuló más escenas rodadas que con otras compañías de mayor prestigio con las que también trabajó como Wicked Pictures o New Sensations.

En la actualidad Julie Cash se encuentra en estado de semirretiro: nunca ha certificado con un anuncio que haya dejado el porno, pero hace mucho que no rueda nuevas escenas y hay quien asegura que esto se debe a que ha encontrado un sugar daddy que le garantiza un tren de vida que ni la mejor pornstar se podría permitir. Bravo por ella.

Leer más

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.