Isis Love

Se suele hablar del porno como de un oficio de paso, una profesión a la que se dedican algunas mujeres de manera transitoria, gente que viene de otro mundo y pasa por esa industria para salir de ella cuando lo crean oportuno, abriéndose caminos laborales en otros campos. Hay multitud de casos, eso sí, en los que la jovencita que llega despistada a su primer rodaje y que parece no tener mucha idea de dónde se ha metido acaba asentándose y progresando, ya no solo como actriz porno, sino también como guionista, productora, directora e incluso empresaria.

Un buen ejemplo es Isis Love, una arrebatadora californiana de rasgos exóticos (tiene ascendencia francesa y jamaicana) que entró en el porno con solo 20 añitos, siendo una postadolescente alocada, y dos décadas después no solo acumula casi un millar de escenas rodadas, sino que también posee una agencia de representación de pornstars, Skyn Talent Agency, que en el momento de escribir este texto (finales de 2018) cuenta con perfiles tan poco habituales como la escuálida Kyaa, la transgénero Julia TS, la legendaria Cytherea y la deliciosa Riley Nixon.

A nivel de trabajo propio, Isis fue durante principios del siglo XXI una de las más bellas del negocio en el circuito norteamericano, y con el paso de los años se ha ido convirtiendo en una de las MILF más hermosas del porno, incluso aunque haya decidido mantener un perfil más bajo a nivel de trabajo ante la cámara. Ahora sus tareas están más diversificadas entre sus empresas, su propia imagen en redes sociales (380.000 seguidores en Twitter y 288 en Instagram, ahí es nada) y sus bajadas, aún regulares y frecuentes, al césped del porno en el que empezó a labrarse un nombre.

Leer más

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.