Helena Danae

Ranking 38

Procedente de Aguascalientes, México, Helena Danae comenzó a rodar porno en el 2015 a los 18 años. Al poco tiempo agrandó su fama cuando el periódico de mayor tirada en España (El País) la incluyó en su publicación impresa con un titular que la definía como una de las más prometedoras actrices mexicanas XXX. Ya era por entonces la actriz mejor pagada por aquellas latitudes y empezaba a conocerse como la «chica mala», convirtiéndose así en uno de los máximos exponentes de la industria del entretenimiento para adultos mexicana.

Pese a que empezó muy pronto en la industria pornográfica, Helena no tenía en mente dedicarse a este negocio, sino que su aspiración era llegar a ser una famosa suicide girl (modelo erótica con tatuajes). De ahí que desde muy joven empezara a tatuarse y a posar en lencería. Aunque su vida dio un vuelco cuando estableció contacto con Fernando Deira, empresario conocido como «el rey del porno» en México, quien le propuso participar en un casting. Acababa de alcanzar la mayoría de edad, pero la joven confesó posteriormente que le había resultado muy fácil la prueba y que la afrontó con mucha naturalidad.

Gracias a su impresionante belleza natural y a su descaro ante las cámaras, Helena se convirtió rápidamente en una de las favoritas del público sudamericano, apareciendo como figura estelar en eventos y ferias relacionadas con la industria pornográfica del otro lado del charco. Sin embargo, su popularidad va más allá del negocio pornográfico, puesto que su cuenta de Instagram registra más de 170.000 seguidores que se deleitan con fotografías que desafían constantemente el algoritmo de la censura.

En una entrevista afirmó que la voz de Jim Morrison (The Doors) le hace mojar sus pantis. Nosotros esperamos que «Light my fire» sea su banda sonora vital y que siga abriendo las puertas de su entrepierna durante mucho tiempo.

Leer más