Oferta Exclusiva - ¡Hoy BRAZZERS por sólo $1!

Angel Emily

Ya ha pasado algún tiempo (2017) desde que una menuda, pero irreductible gala irrumpió en la escena porno internacional sorprendiendo a todos con un despliegue sexual propio de las pornstars más experimentadas. Y todo ello con un físico aparentemente frágil y delicado, puesto que Angel Emily mide 157 cm, pesa 47 kg y su aspecto es el de una joven inocente que encaja perfectamente con el de una típica estudiante de secundaria. Sin embrago, tras esa imagen esconde un halo de perversión sexual que ha dado mucho que hablar entre público y crítica. De hecho, hacía tiempo que no aparecía una actriz porno francesa que destacara realmente a nivel internacional, pero Angel ha cubierto con creces esa laguna del porno francés.

Con 20 añitos y con ganas de comerse el mundo, Angel Emily debutó en los estudios de Legal Porno filmando una doble penetración con dos actores afroamericanos. Ella era consciente por entonces de que debía impresionar, y su sorprendente primer trabajo frente a las cámaras no quedó en el olvido. Así que a partir de ahí le llovieron las ofertas. Una muestra de ello es que solo unos meses después ya fue reclamada por la prestigiosa productora Evil Angel para protagonizar una escena. Antes ya frecuentaba el circuito europeo entregando todos los agujeros de su delgada fisonomía en productoras como DDF Network, Private o Fake Hub. Más tarde, el público más propenso a producciones de alta gama pudo contemplar las habilidades anales de Angel en Tushy, además de sus sonados tríos interraciales para Blacked. Por su puesto, también tiene una increíble colección de escenas en los míticos estudios franceses de Dorcel Club.

Definitivamente, es una buena noticia que también haya actrices porno con arrojo procedentes de Europa Occidental que compitan con las atrevidas starlets de Europa del Este. La menuda Angel Emily es uno de los mejores ejemplos, al igual que otras actrices occidentales de las características de, por ejemplo, la española Lana Bunny.

Leer más