Entrar al porno por una apuesta: Tiff Bannister

En un post anterior comentaba el caso de Celestia Vega, una joven que quiso capitalizar el éxito que tenia en Youtube trabajando en el cine de las tres equis, pero su empuje fue tan corto que solo le alcanzó para rodar cuatro vídeos en productoras de primera división. En esta segunda parte voy a viajar mas atrás en el tiempo para contaros la historia de Tiff Bannister (nombre real aunque suene a seudónimo).

Cuando todavía no existían las redes sociales y en su lugar estaba Myspace, una adolescente solitaria se refugiaba en el incipiente internet mientras vivía con una madre alcohólica y drogadicta, un padre desconocido y una abuela que tampoco le hacia mucho caso. Su popularidad llegó cuando empezó a subir fotos a la red social comentada; no es que fuese muy guapa pero sus pechos escasamente tapados por la mínima tela de un bikini llamaron la atención. Así fue creciendo durante años, hasta que nació Youtube y se hizo viral un vídeo que colgó bailando twerking en ropa interior. Quienes mas publicidad le dieron fueron los rasga vestiduras de costumbre, escandalizados y poniendo el grito en el cielo ante la actitud de la desvergonzada chica. Al cumplir la mayoría de edad se fue a vivir a la soleada y desahogada Florida, empezando a trabajar en clubes de strip-tease y a salir con Sugar Daddys (hombres maduros que se benefician de jovencitas a cambio de regalos).

Una cosa llevó a la otra y acabó contactando con la productora The Score Group, que le ofreció grabar «Celebridad de internet hace un video porno». Esta empresa todavía sigue trabajando en la web PorMegaLoad, especializada en escenas de actrices de gigantes pechos. De su primer rodaje comentó por las redes que «no había visto un pene tan enorme en mi vida, hasta llegó a dolerme». Hizo algunos videos más para esta empresa y de acuerdo con ellos lanzó un desafío a través de Youtube: retó a sus fans para tener sexo con ella delante de las cámaras. Llegaron a producirse 6 vídeos de esta serie rodada con un estilo documental, publicando los momentos explícitos en este estudio y las citas en cafeterías y preparativos en Youtube. Lo cierto es que allí hubo de todo hasta algún que otro gatillazo por parte de uno de los jóvenes elegidos. Al menos aquí no se ve el asomo de fraude como en otros casos de vídeos de supuestos fans que luego tienen un desempeño a la altura de actores profesionales. Esto le valió llamar la atención de las principales productoras del sector: Brazzers, Naughty America, Realty Kings, EvilAngel, etc, pero su estrella fue perdiendo luz hasta que se apagó. Tuvo un fugaz regreso en 2017 para la compañía Dogfart, en el papel de una inocente colegiala seducida por un par de afroamericanos, ante la mirada cómplice de su padrastro.

Este post ha sido publicado por Botijo. Ahora tú también puedes compartir con la comunidad de Orgasmatrix tus propias noticias, reseñas, o cualquier hallazgo pornográfico que consideres interesante.

Comentarios

Relacionado