Porno japonés: Sofia Takigawa (sin censura)

En el porno occidental existen casos en los que algunas operaciones de pecho salen tan bien que en ocasiones es difícil distinguirlas de las tetas naturales, pero por lo general esta distinción es mucho más que evidente y las mamas de aspecto artificial se han integrado en los cánones estéticos con relativa facilidad.

En en porno japonés, no obstante, las tetas operadas son mucho menos habituales, y por lo que hemos podido comprobar su aspecto es casi siempre tan creíble que se hace aún más complicado afirmar si un par de pechos es natural o fruto de la ciencia.

El caso de Sofia Takigawa es especialmente significativo: en algunas escenas parece claro que ahí hay silicona o solución salina, pero en otras sus pechos parece perfectos por derecho propio. Al final he tenido que comprobarlo en una base de datos especializa: efectivamente, son operados, pero alguien debería estudir muy de cerca las técnicas quirúrgicas de los cirujanos nipones, porque el resultado es de locos.

Comentarios

Relacionado

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.