El perro con dos cabezas

Los experimentos del Doctor Frankestein son más que una ficción literaria. Según nos explican en Anfrix han habido ciéntificos que se han ganado a pulso el calificativo de Frankestein gracias a sus revolucionarios y, a veces también, bizarros experimentos. Entre ellos, destacamos al ruso Vladimir Demikhov, famoso por sus transplantes de órganos en animales, cuyas técnicas fueron pioneras y ayudaron a su desarrollo posterior en humanos. El primer transplante de corazón a un perro en 1952 y fue considerado un éxito por la comunidad científica

Pero su experimento más sorprendente y atroz lo realizó en 1954, cuando transplantó la cabeza de un cachorro al de un mastín, creando así un perro vivo con dos cabezas. Como si se tratara del mitológico Ortro del que hablaban los griegos, el animal sobrevivió al experimento. Los ciéntificos pudieron observar como el perro más mayor rejuvenecía y ambos compartían las mismas necesidades físicas como por ejemplo la sed. Pero como era de esperar, el perro murió a los pocos días. He aquí un documental en el que puede verse a ese pobre ser monstruoso:

Comentarios

Relacionado

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.