La primera penetración triple de Lily Carter

Pinjed

Por 109

Lily Carter viene demostrando de un tiempo a esta parte que su aspecto de jovencita estirada y altiva no tiene nada que ver con lo que esconde en su interior: una fiera insaciable, una ninfómana capaz de todas las maniobras y prácticas mientras tengan algo que ver con forzar sus orificios. La última vez que se dio un festín de los gordos fue, sin ir más lejos, en Performers Of the Year 2013, publicada a finales del pasado año. Allí la fiesta fue tan desmesurada que, además de doble penetración (incluyendo doble anal y doble vaginal) la de Oregon se atrevió con el triple pollazo, una práctica extrema posible solo durante pocos segundos.

Relacionado

Comentarios