No es una paja: es un masaje de pene

En esta carrera por suavizar la naturaleza sucia del porno y el sexo («el sexo solo es sucio cuando se hace bien», diría Woody Allen), a veces el glamcore y sus derivados llevan su propuesta a terrenos surrealistas. Una de las más recientes escenas que ha publicado el estudio de Petter Hegre, Hegre-Art, es lo que vendríamos a llamar vulgarmente un pajote con todas las letras entre dos gráciles sílfides gemelas (Albina y Anzhela Osynovskie, exbailarinas de danza clásica y actuales modelos eróticas conocidas como Julietta y Magdalena) y una botella de lubricante. Ellos han preferido llamarlo «masaje de pene a cuatro manos», un grado de eufemística un pelín ridículo para un vídeo que, por otra parte, es la mar de disfrutable.

Este post ha sido publicado por Pinjed. Ahora tú también puedes compartir con la comunidad de Orgasmatrix tus propias noticias, reseñas, o cualquier hallazgo pornográfico que consideres interesante.

Comentarios

Relacionado