One hit wonders: Bailey

Pinjed

Por 5

Diría que es la primera vez en varios años de exploración pornográfica en que me encuentro a una starlet rusa con un solo nombre artístico y ningún otro pseudónimo. Quizá la razón se debía a que Bailey tenía intención de hacer carrera definitiva y comprometida en el porno, o quizá a una alarmante falta de imaginación, pero el caso es que su historial respalda más la segunda hipótesis que la primera: media docena de escenas a lo largo de un mes del año 2006 son toda la filmografía de una dama que, sin ser la rusa más bonita que ha pasado por el porno, lo cierto es que tenía unas tetas de auténtico escándalo.

Relacionado

Comentarios