Natalia Starr y la invasión polaca

Pinjed

Por 4

Polonia es el país más religioso de Europa y probablemente eso tenga algo que ver con el escaso fluir de estrellas porno que han ido saliendo de allí tradicionalmente. Desde Ines Cudna, que se retiró hace casi una década, no han vuelto a aparecer polacas interesantes en a industria, hasta hoy. La escalada comenzó con la mediocre Natasha Starr: un día decidió llevarse a su hermana Natalia a América y resultó que estaba infinitamente más buena que ella. Meses más tarde llegaba del mismo país la sensacional Misha Cross, que se está ganando un puesto entre las grandes.

Ryan Madison sabe todo esto, por eso después de probar con Misha su primer coño polaco, hoy tiene en casa a Natalia Starr, un verdadero manjar.

Relacionado

Comentarios